[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Un precoz voto arrepentido

opinion

La diferencia es la ciudadanía activa.

Las elecciones del 6 de septiembre dieron una certeza a la ciudadanía urbana, la derrota de Manuel Baldizón, confirmada finalmente el martes 15 por el Tribunal Supremo Electoral. ¿Y ahora qué? Si nos atenemos a lo que se publica en los diarios y en las redes sociales, comenzó a caminar precozmente el síndrome del “voto arrepentido”.

El voto arrepentido opera ordinariamente durante el primer año de gobierno, cuando el público observa inseguridad estratégica en las nuevas autoridades y constata su errado diagnóstico sobre las capacidades del aparato público. Las acciones dubitativas, el ensayo y error y la poca pericia política propician la desconfianza de los votantes y el desencanto sobre su propia decisión electoral. En lo que he llamado en otro lado “el itinerario de la crisis de gobernabilidad”, la crisis de confianza es la primera estación de una ruta que lleva, en segundo lugar, a la crisis de conducción política, luego a la crisis de legitimidad, hasta la crisis del Estado, que fue como terminó el gobierno de Otto Pérez.

Pero ocurre, como digo, por lo regular a partir del primer año de gestión, no a la primera semana de la elección y cuando aún faltan seis semanas más para decidir quién será el próximo presidente de la República. ¿Por qué la desconfianza en la propia decisión? Quizá porque el domingo 6 se depositó un voto de rechazo, no de afirmación. Curiosamente los dos candidatos que van a la elección final el 25 de octubre despiertan alguna desconfianza a partir de evaluar su experiencia de Estado.

Jimmy Morales porque carece de experiencia y las entrevistas públicas que ha concedido en los últimos diez días lo han expuesto de una manera que despierta inseguridad sobre el tratamiento de los asuntos sensibles de Estado. Sandra Torres porque la experiencia que exhibe se concentra exclusivamente en los programas sociales, los cuales nunca llegaron a despertar empatía urbana, aunque, sin duda, han sido su catapulta al balotaje.

Ocurre también que el votante de 2011 ya no es el de 2015. Una escuela de práctica política cursada en las calles, las plazas, las redes sociales y las deliberaciones en pequeños grupos ha cambiado este año su mirada de elector a ciudadano. Ahora es más exigente y escrutador. No se conforma con el “qué”, indaga en el “cómo”, “con qué” y “con quiénes”. Muchas sociedades han elegido gobernantes inexpertos y expertos sin que esa variable garantice el resultado de la gestión. La diferencia esta vez descansa en la ciudadanía activa y en una variable enteramente independiente, los fiscales y los jueces que sin reverencia al poder establecido están operando una depuración indispensable del sistema.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Isela Espinoza/ elPeriódico
CMI celebró su centenario con la colocación de Bonos Verdes

CMI busca contribuir a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y la descarbonización y diversificación de la red energética regional.

noticia
¿Por accidente? revelan el título de Matrix 4

Según los informes, el título insinúa cómo Neo y Trinity regresan para el próximo éxito de taquilla de ciencia ficción de Lana Wachowski.

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Municipios en alerta roja siguen aumentando

En la última actualización se reportaron 152 municipios con la alerta máxima por contagios de COVID-19. 



Más en esta sección

Washington enfrenta las consecuencias de su política hacia Guatemala

otras-noticias

Porras pide fondos para pagarle Q249.6 millones a contratistas

otras-noticias

Guatemala registra más de 100 mil casos de desnutrición aguda en seis años

otras-noticias

Publicidad