[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

¿Quién es su diputado?

opinion

Los distritos electorales pequeños permitirían que el elector sepa a quién elige como diputado y que sepa, el diputado, quiénes son sus electores.

Nos encontramos en las postrimerías de otro proceso electoral –el proceso electoral concluye con la adjudicación de los cargos– y, una vez más, al momento de votar, tal y como siempre ha sido, no pudo usted saber, a ciencia cierta, quién es su diputado, tal y como estos, por su lado, tampoco pudieron percatarse de quiénes son sus electores, viéndonos –a todos– como masas amorfas de votantes.

La falta de hilo conductor entre estos y sus representantes –los diputados– y entre estos y los electores, se debe a que nuestros distritos electorales son demasiado grandes y a que, a excepción del departamento de El Progreso, se elige por listados. (El departamento de El Progreso elige uno solo pero el distrito es tan grande que, aunque atenuado, el fenómeno resulta siendo el mismo).

Para poner un ejemplo, en el distrito metropolitano –distrito que comprende la ciudad de Guatemala– se eligen 11 diputados, diputados estos que representan a todos los electores –indiscriminadamente–, pues, a los electores de todas las zonas capitalinas: la mejor forma de que no representen a ninguno.

En los municipios del departamento de Guatemala ocurre otro tanto y, así, todos los electores de estos municipios se pronuncian por un listado de 19 candidatos siendo el caso que electores tan distintos y con tan diferentes intereses como los que pueden serlo –y tenerlos– los habitantes de Amatitlán y los de San Juan Sacatepéquez, por ejemplo, eligen a los mismos.

El asunto resulta aún más claro cuando pensamos en departamentos como San Marcos en el cual los habitantes de Ocós en plena costa, litoral pacífico, eligen como representantes a los mismos que elige Ixchiguán, en pleno altiplano.

¿Son acaso los mismos intereses de los habitantes de Ocós que aquellos de los habitantes de Ixchiguán?

¿Los mismos para los habitantes de las zonas 9, 10 y 14 que para aquellos de las zonas 6 o 18?

Pero, aunque los intereses fueran los mismos ¿No cree que sería más fácil para usted saber, a ciencia cierta, quién es su diputado si en su distrito no se eligiera más que a uno?

¿No sería mejor para el diputado saber también, a ciencia cierta, a quiénes representa y cuáles son los intereses de sus representados?

Si los diputados se eligieran, solamente uno por cada uno de distritos electorales pequeños que llegaran a establecerse –esto implica, necesariamente, reforma constitucional– y que cada uno de los distritos no tuviera más de 50 mil electores, por ejemplo, sabría usted quiénes son los candidatos en su distrito y, hecha la elección, quién es el diputado que lo representa.

El candidato a diputado, si el distrito fuera pequeño, tendría la ocasión de conocer mejor a sus electores, la forma de pensar y los intereses de los mismos y, así, al representarlos, sabría cómo hacerlo.

Se preguntaría el diputado, entonces, al votar en el Congreso sobre cualquiera de los temas de Estado y de las leyes: ¿Cómo quisieran votar mis electores? ¿Me darán su voto en una próxima elección, si voto de esta forma?

En este sistema de distritos pequeños en que se elige un solo diputado en cada distrito, se gana o se pierde y nadie arrastra con su propia popularidad a quien no sea popular.

El elector, para votar por aquel que le parece, no tiene que tragarse la amargura de tener que votar, al mismo tiempo, e inevitablemente, por aquel que no le parece: los dos en un mismo listado.

Como todo sistema, tampoco este –el de los distritos pequeños– es perfecto ya que el número de curules ganadas, distrito por distrito, puede no tener relación con la votación nacional habida y así, por ejemplo, un partido que tuvo solo 100 mil votos en toda la República pero concentrados todos estos en cinco distritos –ganado el primer lugar en cada uno de esos cinco– se haría de cinco diputados en tanto que otro que tal vez obtuviera un millón de votos, a nivel nacional, pero que no hubiera ganado distrito alguno, habiendo quedado en todos de segundo o de tercero, no tendría diputado alguno.

Dado que en Guatemala no tenemos Senado, se podría mantener el listado nacional como un paliativo de la falta de proporcionalidad en la distribución distrital de curules –sistema de distritos pequeños que es solo para ganadores– paliativo en que se computa la votación nacional de la agrupación de que se trate y las curules del listado nacional se distribuyen de conformidad con el porcentaje de votación nacional que haya obtenido.

El sistema de distritos pequeños permitiría, además, que hubiera candidaturas independientes en cada distrito –postulaciones realizadas por Comités Cívicos– e, incluso, por propia iniciativa individual,

Otro de los defectos del sistema de distritos pequeños es que puede dar lugar a cacicazgos, tal y como ocurre en las alcaldías de los municipios.

Esta temática ni siquiera ha sido contemplada en las reformas electorales que –a la brava– quisieron imponerse, reformas que deben hacerse con la máxima seriedad –y despacio– precisamente porque se tiene prisa… amén.

Y, a propósito. ¿Sabe usted quién es su diputado?

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Thomas Bach sigue al frente del Comité Olímpico Internacional

El alemán Thomas Bach fue reelegido este miércoles para seguir cuatro años más como presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), una organización que dirige desde 2013, y prometió que los Juegos de Tokio, marcados por la pandemia del covid-19, serán “seguros” y podrán disputarse este año.

 

noticia Salvador Paiz
Los “peros” de la vacunación

A nivel mundial se han administrado más de 3 mil millones de dosis de vacunas contra el COVID-19. En países como Reino Unido, Catar y Estados Unidos, se llega a una administración de 80 dosis por 100 habitantes. Gracias a ello, el porcentaje de inmunización completa ya supera el 50 por ciento. Estos países han sido exitosos para adquirir vacunas y vacunar a sus ciudadanos. Esto contrasta gravemente con la situación de nuestro país, en donde llegamos apenas a cuatro dosis por 100 mil habitantes y menos del 1 por ciento de nuestra población tiene un esquema completo de vacunación.

noticia Europa Press
Este dinosaurio fue lo más cercano a un “dragón” en la vida real

El candidato a doctorado Tim Richards, del Laboratorio de Dinosaurios de la Universidad de Queensland, dirigió un equipo de investigación que analizó un fósil de la mandíbula de esta criatura del Cretácico, descubierta en el noroeste de Queensland.



Más en esta sección

Senabed deberá trasladar bienes para atender la crisis sanitaria

otras-noticias

Ejecutivo solicita Q2.1 millardos para atender la pandemia en 2022

otras-noticias

Hospital compra talanquera mientras máquinas de rayos X y tomografía no funcionan

otras-noticias

Publicidad