[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Martha Camey Herrera viuda de López (1922-2015)

opinion

Vaya en paz, doña “Martita”, que usted ya está más allá del bien.

El domingo recién pasado, al comienzo de la noche, dejó de existir en la ciudad capital, doña Martita. Me parece que su familia provenía de Huehuetenango. Una madre y maestra, de las de antes. Formada como maestra de educación primaria, desde muy joven compartió las luchas magisteriales para sacudirse la tiranía de Jorge Ubico. Presenció el maltrato de la caballería, a las mujeres protestando, vestidas de luto, aquel 25 de junio de 1944, en la que perdiera la vida, la maestra María Chinchilla. Me relató de su amistad de entonces con don Alfredo Guerra Borges y su esposa, también maestros. Vivió y trabajó para el desarrollo de la educación de los niños de Guatemala, que entonces impulsaba el presidente pedagogo, Juan José Arévalo Bermejo. Lo que continuó haciendo después de la llegada de las huestes liberacionistas.

Tuvo la dicha, de encontrarse en la vida, a su media naranja, que fue don Enrique López de la Roche, originario de Quiché. Juntos formaron un hogar, con cinco crías: Lucrecia, Raquel, Guísela, Enrique y Claudia. Habitaron por muchos años en “Compostela”, el hermoso sitio, rodeado de pinos y cipreses, heredado de Mama Olí y la casa que se levantaba sobre el antiguo camino a Mixco, hoy conocido como la calle Mateo Flores. Trabajó dando clases, literalmente, día y noche para sacar adelante a sus hijos. Don Enrique hizo lo propio. Cuando los conocí, todavía vivía con ellos, doña Teshita (Teresita), su mamá, muy viejecita y dulce. De las muchas virtudes que tuvo, sobresalía la solidaridad con su familia y con los demás. De las historias familiares, escuché las varias veces en las que en su casa se encendía su primo, el licenciado Julio Camey Herrera, muchas veces perseguido por aquellos que han ensangrentado a Guatemala en muchas décadas. Finalmente, fue asesinado, en los años del gobierno del general Carlos Manuel Arana Osorio. Cuando su sobrina, Martha Lucas Campos de Pérez se quedó viuda, ante el percance aéreo de su esposo, el capitán Jorge Raúl Pérez Salam en Uaxactún, Petén, en noviembre de 1975, su casa fue un remanso de paz, amor y protección para mi familia política y especialmente para Patricia, entonces la mujer de mis ojos y ahora mi compañera de vida. Con anterioridad, había conocido en el barrio y especialmente en la colonia Utatlán I a Quique y a Claudia, sus hijos pequeños. Cuando llegué como novio de Patricia a su hogar, me enteré que don Enrique, quien tenía un sentido del humor muy especial, con un toque sarcástico, había sido alumno de mi abuelo, el maestro normalista de matemáticas, Santos Carrera Balcárcel. Desde entonces, fui mucho más que bien recibido. Con el casorio, hace 25 años, realizado en la Ermita de El Carmen, un 20 de octubre, empezaron a llegar nuestros hijos: Manuel José, Luis Guillermo, Martín y Santiago. Para entonces, doña Martita ya estaba viuda y jubilada. Se ofreció venir a nuestro hogar a cuidar de Santiago, nuestro hijo más pequeño, en tanto su madre se desenvolvía como Directora de la Escuela de Párvulos de la colonia Primero de Julio, durante la jornada matutina. Ella sabía muy bien, lo trabajoso de ser madre y maestra a la vez. Cinco hijos, 14 nietos y 5 bisnietos. Una dama, tan educada y fina, como ya no se ven más. Y con un corazón y una bondad difícil de encontrar en el mundo actual que vivimos. Vaya en paz, doña Martita, que usted ya está más allá del bien. A sus deudos, todos queridos, mis condolencias más sentidas. Y a vos, especialmente, Santiago.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Este truco explica cómo reordenar un grupo de monedas a la inversa haciendo un movimiento

Colocó las monedas con cuidado y grabó su reacción al intentar resolverlo.

noticia Sputnik
Comportamiento inusual: un video muestra cómo una tortuga gigante devora a un pajarito

En las imágenes se puede ver una tortuga gigante de Aldabra acercarse a la cría del ave.

noticia Sputnik
Netflix: la plataforma podría lanzar su propio servicio de videojuegos

Netflix sumó cerca de 37 millones de nuevos suscriptores durante la pandemia.



Más en esta sección

Mario Roberto Morales: “La solemnidad es uno de los grandes males del mundo”

otras-noticias

Merkel, la retirada de la líder invicta

otras-noticias

El hospital de COVID de los corruptos doctores de la muerte

otras-noticias

Publicidad