[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La pelota está en nuestra cancha

opinion

Ahora empezamos a sospechar el sabor de la unidad y el poder de construir ese “Nosotros”.

Para cuando leamos esta nota hoy lunes, ya sabremos el resultado de las elecciones de ayer. Poca diferencia hay si queda “X” o “Y”. Al fin de cuentas todos son un poco de lo mismo: bola de corruptos mafiosos con ansias de poder y saqueo. El proceso electoral presidencial dejó de interesarme por ilegítimo.

Me interesa en cambio, doña Paula, de Barberena, quien cada día viaja al mercado “La Terminal” para vender frutas para poder dar de comer a sus siete hijos; me interesa el niño que deambula por La Reforma intentando hacer malabarismos para recibir unas monedas a cambio. Me interesa Martín, el niño de siete años que da vueltas en el parque de La Antigua quien con su pequeña cajita de lustre y su mirada inquisidora insiste: “shushain amigo”.

Mi desconfianza en el sistema de partidos es también la de la mayoría de ciudadanos con quienes nos vimos en la Plaza. Desconfiamos porque quedó demostrado la compra y venta de los votos, quedó también evidenciado el sistema político como un mercado donde el clientelismo define las pautas, la carencia de programas ideológicos, la falta de idoneidad para hacer nación, la falta de preparación política y el único interés de saquear las arcas del Estado, etcétera.

Logramos lo que no se había logrado (casi nunca) en la historia del país: unidad nacional. El pueblo tomó las calles. Y en el país donde las mayorías no viven sino sobreviven, dimos una lección de resistencia e inteligencia popular que terminó por obligar a renunciar al Innombrable.

Durante estos cuatro meses de manifestaciones populares y la unidad que formamos para demandar reformas estructurales logramos tomar consciencia de la importancia de depurar el Congreso, una institución deslegitimizada por sus drásticos niveles de corrupción y su relación con redes mafiosas.

Ahora hace falta que no bajemos la guardia, que sigamos al pie del cañón demandando reformar el sistema, incorporar a nuestra lucha al campesinado y al mundo rural.

Las demandas de la ciudadanía no eran solo para pedir la renuncia de Pérez Molina, sino para reformar el sistema de partidos (aprobación de Ley Electoral) y refundar el Estado, es decir, resolver los problemas de pobreza, inseguridad, desigualdad, violencia, corrupción, etcétera. Y son esas demandas las que hemos de mantener vivas, ganarle el pulso a los poderes tradicionales.

Es desde esta nueva ciudadanía organizada y consciente de donde pueden surgir nuevos liderazgos. Por ello, es necesario ensayar nuevas formas de organización, horizontales y democráticas que permitan el nacimiento de una democracia real y palpable a pesar de los poderes fácticos.

La esperanza en el poder ciudadano y colectivo para reformar el sistema, es una esperanza compartida con las amplias mayorías. No es una esperanza ingenua, aunque sí inmensa y llena de retos. Pero también desbordada de poder.

Rompimos el letargo y la indiferencia, alzamos la voz para clamar justicia y ahora empezamos a sospechar el sabor de la unidad y el poder de construir ese “Nosotros”.

Ahora nos toca armar los contrapesos a todo aquello que sospechamos sobre el nuevo gobierno de turno, mantenernos alertas, no descansar, auditar y vigilar. Pero lo más importante en este momento histórico de unidad nacional es que hemos decidido por fin asumir nuestra historia y decir nunca más a la Guatemala de la impunidad y la injusticia.

Nunca más a la indiferencia y el olvido. El Gobierno que entre no podrá hacer de las suyas, ni dar la espalda a la combustión social del país. La pelota está en nuestra cancha. Esto apenas empieza.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia San Francisco | EFE
Netflix prueba un sistema para evitar que los clientes compartan contraseñas

La plataforma de entretenimiento en “streaming” Netflix confirmó este viernes los rumores aparecidos a lo largo de esta semana de que está probando un nuevo sistema para evitar que los clientes compartan contraseñas.

noticia AFP
Justicia de EEUU rechaza petición de Harvey Weinstein de desestimar cargos

La jueza desestimó los argumentos de la defensa que buscaban que estas nuevas acusaciones fueran retiradas.

noticia Ricky Lopez Brun
La de “TU HUELLA” AGUA

Sin Filtros



Más en esta sección

Terminan de afinar detalles para el recorrido de la Biciruta 502

otras-noticias

Washington enfrenta las consecuencias de su política hacia Guatemala

otras-noticias

Porras pide fondos para pagarle Q249.6 millones a contratistas

otras-noticias

Publicidad