[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Astor Piazzolla (II)

opinion

Ella me enseñó a creer en Astor Piazzolla, en que mi música no era tan mala como yo creía.

Astor fue hijo único. Su padre Vicente Piazzolla y su madre, Asunta Mainetti. En 1942, se casó con Dedé Wolf y tuvo dos hijos, Diana, nacida en 1943 y Daniel en 1944. Fueron ellos, quienes llamaban a su abuelo Nonino. Del disco CD Love Tanguedia, de 1984, de un texto traducido libremente por el autor, del inglés al castellano, se lee: “En 1954, el gobierno francés le otorgó una beca de estudios con Nadia Boulanger. Ella fue quien lo aconsejó nunca dejar la música popular, cuando le dijo: ¡Aquí está Piazzolla, no lo olvides nunca!”. Como otros grandes latinoamericanos en París, que se reencontraron consigo mismos en la “ciudad luz”, incluidos los guatemaltecos Miguel Ángel Asturias, Ernesto Cofiño Ubico y Luis Cardoza y Aragón, solo para mencionar aquellos que llegaron a inicios de los años veinte del siglo pasado, y sudamericanos como el chileno Pablo Neruda, el peruano César Vallejo y el pintor brasileño Claudio Portinari, que buscaron las raíces de nuestros países latinoamericanos por medio de la novela, la poesía y la pintura o bien el desarrollo de las ciencias como fuera el caso del doctor Cofiño, tanto en la Sorbona de París, como en el Instituto Pasteur.

A Piazzolla la profesora Boulanger lo estimuló a que estudiara las raíces de la música argentina y que la desarrollara. “A su retorno a la Argentina, Astor Piazzolla formó el grupo que revolucionó el mundo de la música de Buenos Aires: El Octeto Buenos Aires y su ensamble de cuerdas. En 1956, comenzó a realizar conciertos en las universidades argentinas y del exterior. Después de trabajar como arreglista de varias compañías estadounidenses, entre 1958 y 1960, regresó a Buenos Aires y formó su quinteto. Creía que el tango había evolucionado más allá de ser música para el baile. Este concepto inspiró sus recitales, sus grabaciones, sus programas de televisión y sus giras por todos los países de las Américas, incluyendo el concierto en el Philarmonic Hall, en Nueva York”. Con los años, Piazzolla recordaría así a la profesora francesa: “Ella me enseñó a creer en Astor Piazzolla, en que mi música no era tan mala como yo creía. Yo pensaba que era una basura porque tocaba tangos en un cabaré, y resulta que yo tenía una cosa que se llama estilo”. En 1959, después de presentarse en Puerto Rico, recibe la noticia de la muerte de su padre, Vicente, Nonino para sus hijos y escribe de regreso en Nueva York, un réquiem para su padre: Adiós Nonino. Como ya se dijo fue Nonino quien le regaló su primer bandoneón, adquirido por US$18 en un cambalache, es decir, una casa de empeño de Nueva York. Piazzolla ganó muchos premios por las películas y sus presentaciones de teatro. “En 1963, ganó el premio Hirsh y compuso Tres movimientos Sinfónicos, que fue dirigido por Paul Klesko en ese mismo año. A fines de 1967, escribió la opereta María de Buenos Aires, junto al poeta Horacio Ferrer. Este trabajo fue producido y grabado durante el año siguiente. Entonces, comenzó una nueva fase, junto a Horacio Ferrer compusieron varios tangos. A fines de 1969, participó en el Primer Festival de la canción de Buenos Aires. Su canción Balada para un loco, cantada por Amelita Baltar, se convirtió en un gran éxito del año y el mejor disco vendido de la temporada. De ahí, para adelante, el fenómeno Piazzolla ya era conocido en todas partes”. Continuará…

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Enrique García elPeriódico
Harris: “No conseguiremos avances significativos si persiste la corrupción ”
noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
Cómo limpiar zapatos blancos y dejarlos como nuevos

Estos consejos serán de mucha ayuda para blanquear este tipo de calzado.

 

noticia Redacción elPeriódico *
Abbās ibn Firnās: el primer hombre que voló en la historia

El primer intento documentado de volar se llevó a cabo en el año 852 por un hombre de al-Ándalus.



Más en esta sección

Sindicato de Empornac manifesta en contra de las autoridades de la portuaria

otras-noticias

Paris Saint Germain busca reivindicarse

otras-noticias

Colombia aplicará tercera dosis de vacuna anticovid a mayores de 70 años

otras-noticias

Publicidad