[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La patoja, con la bandera nacional, sobre la radiopatrulla

opinion

Desde el Presidente hasta varios alcaldes, diputados y jueces se han convertido en vulgares extorsionistas, asaltantes y ladrones.

El discurso del señor Otto Fernando Pérez Molina, difundido en cadena nacional, el pasado domingo 23 de agosto del 2015 fue confrontativo, cuando ya no le resta pizcas de credibilidad y hundido en el fango que cavó con sus propios pies y de sus funcionarios corruptos. Es un cadáver político, que hay que procesar debidamente y en eso tenemos que estar atentos frente a lo que el Congreso de la República haga, apenas a seis días del proceso eleccionario. Tuvo una respuesta del Pueblo de Guatemala a la altura de las circunstancias. La manifestación y paro nacional del día jueves 27 de agosto del año en curso pasará a la historia nacional. No solamente porque contó con una fuerte participación de la población urbana, de todos los estratos sociales, desde la participación unida de los universitarios de la capital hasta la participación de los trabajadores de varias empresas guatemaltecas, que al margen del CACIF, tomaron la decisión de parar y permitir que sus trabajadores como ciudadanos honrados pudieran acuerpar las justas luchas de nuestro pueblo. Los y las locatarias de varios mercados capitalinos cerraron y tuvieron, como desde la Navidad pasada, un comportamiento ejemplar, cuando mandaron a donar diversidad de alimentos a los hospitales, que los cacos en las altas esferas de gobierno han dejado sin alimentos, medicinas y demás insumos. Hubo también participación de ciudadanos del área rural, de las distintas etnias de nuestra nacionalidad. Personas de la tercera edad, niños, niñas, jóvenes de ambos sexos, religiosos de todas las creencias, sindicalistas verdaderos y no vendidos, como aquellos que les conté.

En varias ciudades de los departamentos, como Quetzaltenango y Cobán, las manifestaciones fueron multitudinarias y en diversos cruces de caminos se realizaron piquetes manifestando su oposición al gobierno y la necesidad de la renuncia de OPM. En Totonicapán, los 48 cantones han retomado sus luchas históricas, que ya abarcan varios siglos. Nuestros conciudadanos realizaron el derecho constitucional de rebeldía, cuando las autoridades constituidas, desde el Presidente hasta varios alcaldes, diputados y jueces se han convertido en vulgares extorsionistas, asaltantes y ladrones. Vean la lentitud con la que trabaja la Corte de Constitucionalidad (CC) ante varios procesos urgentes y cajoneros que caen de su propio peso, como los presentados por los abogados Flaminio Bonilla, Alfonso Carrillo y Ana Lucía Alejos Botrán. Un jurista reconocido ha dicho que no se trata de instituciones, sino de personas. El Pueblo de Guatemala está retomando su destino, como lo hizo en abril de 1920, el 20 de octubre de 1944, con las jornadas de marzo y abril de 1962, con las luchas urbanas y populares de los años setenta del siglo XX, en medio de la guerra interna. Este proceso de depuración de la arena política, nos debe llevar como pueblo a entender que varios cambios fundamentales deben hacerse, comenzando con una nueva Ley Electoral y de Partidos Políticos, una nueva Ley del Presupuesto, una nueva Ley del Servicio Civil y de la Contraloría General de Cuentas, entre otras muchas. Y que después de ello, lo cual es todavía más difícil, con aquella oligarquía y burguesía que planeó y ejecutó un país donde los ricos ya están cabales y que no brinda oportunidades a la población en lo que podría ser un capitalismo moderno, que tenga reglas de juego claras y equitativas para quienes trabajando o emprendiendo puedan desarrollarse, junto a sus familias. Es por ello, que debe cambiarse también la política económica y social del país, con gente decente y honrada dirigiendo los destinos de Guatemala, para que los ciudadanos puedan vivir y trabajar decentemente en su propia patria. Ciertamente, Guatemala es inmortal.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Atletismo, gran atracción en los Juegos Olímpicos

El atletismo de los Juegos Olímpicos atraerán muchas miradas y Guatemala estará bien representada por ocho marchistas, entre los que destaca el medallista Erick Barrondo.

 

 

 

noticia Édgar Gutiérrez
Desandar los caminos de Trump

Centroamérica y reforma migratoria.

noticia Christian Gutiérrez/elPeriódico
Semáforo en rojo no detiene fiestas

No se respeta el distanciamiento físico y uso de mascarilla.



Más en esta sección

Volcán de Fuego incrementa su actividad y registra efusión de flujos de lava

otras-noticias

Motocicleta de Daniela Beltranena pasa a favor del Estado

otras-noticias

Pacientes crónicos del IGSS sufren escasez de medicamentos

otras-noticias

Publicidad