[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Nuestras calles, escenarios del cambio

opinion

#OttoPérezGuatemalaNoTeQuiere.

Antes de llegar a la magna manifestación del jueves pasado se realizó una serie de esfuerzos que suelen pasar desapercibidos. Para quienes se trasladaron desde sus comunidades en los departamentos, significó madrugar, caminar, transportarse, dejar cosas arregladas, preparar lo necesario para el viaje y la estancia en la capital. Las mujeres que viajan con sus crías, por ejemplo, tienen aún más carga sobre sus hombros, puesto que no solo las llevan a tuto, sino tienen que responsabilizarse de su bienestar, que no se insolen, que tengan de comer, que se puedan cambiar y descansar. Caminar varios kilómetros en la marcha y quedarse por horas en la Plaza, también implica inversión de tiempo y energía, además de voluntad y niveles de conciencia y convencimiento.

Este paro nacional tenía la intención de movilizarnos para exigir masivamente la renuncia de Pérez Molina, quien usurpa –vestido de una dudosa legalidad– un cargo que juró cumplir de manera correcta, pero que siempre le quedó grande, y al que le faltó todo el respeto que le debía. Las organizaciones sociales convocaron en torno a diversas exigencias que la población ha expresado: que se juzgue a los implicados en la corrupción, sean del Estado o de la iniciativa privada; que se lleven a cabo reformas necesarias a las leyes para garantizar su funcionamiento y transparencia. Y también se llamó a manifestar el rechazo a un proceso electoral viciado, socavado por la corrupción, que se nos está imponiendo bajo el maquillaje de respetar el manoseado Estado de Derecho.

Si se piensa que el objetivo del paro no se logró porque Pérez sigue tercamente atrincherado en la Presidencia, perdemos de vista otros aspectos fundamentales: la recuperación de nuestras plazas y calles como espacios de encuentro, de intercambio, de manifestación colectiva; el aprendizaje político que se adquiere en esas acciones comunes, en las relaciones que se entablan espontáneamente, en respuesta a necesidades compartidas o a coincidencias coyunturales; el ambiente amigable, pacífico que inclusive proporciona entretenimiento a la población; la creatividad creciente, que se expone en pancartas, canciones, consignas, mantas, conciertos, performas, memes, hashtags, pinturas, etcétera. Y finalmente, la posibilidad de enmendar el tejido social, roto por años de confrontación ideológica, por el racismo y las discriminaciones que se nos han impuesto como hechos naturales e inmutables.

Al decir #EnEstasCondicionesNo QueremosElecciones, insistimos en que estas se posterguen para llevarlas a cabo con participación genuinamente democrática, sin chantajes, con partidos y candidaturas transparentes y sanas. Cuando se repite que #EstoApenasEmpieza asumimos que falta mucho por hacer y que queremos ir al fondo, que no nos vamos a contentar con poco. Y pedir #JusticiaYa significa que es necesario revolucionar el sistema desde la raíz para eliminar las causas estructurales de las exclusiones y para que nadie se quede atrás. Las consignas se vuelven herramientas para comprender y transformar la realidad. Esto marca la historia y nuestro papel en ella. Y esa es una de las grandes ganancias que hemos construido.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción/elPeriódico 
Petén: Mujer muere en parto al negarse a ser trasladada al hospital por temor a la vacuna contra el COVID-19

El hecho ocurrió en la comunidad Jabalí Bravo, del municipio de Poptún, Petén.

noticia Rony Ríos/elPeriódico
Toque de queda de las 22:00 a las 4:00 horas a partir del domingo

El presidente Giammattei declara nuevo estado de calamidad.

noticia Redacción
Secretario de la municipalidad de Malacatán muere en ataque armado


Más en esta sección

Guastatoya iguala con Alajuelense

otras-noticias

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

Director del Hospital San Juan de Dios sufre un accidente

otras-noticias

Publicidad