[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Crónica de una insensatez

opinion

El viernes 21 por la tarde, Otto Pérez Molina estaba devastado, muy avergonzado de que hubiera salido a la luz pública su papel protagónico, junto a Roxana Baldetti, en la dirección y coordinación de La Línea, la estructura criminal dedicada a la defraudación tributaria que alcanza Q14 millardos anuales, y a facilitar el trasiego de drogas. Abrumado por su realidad judicial, consciente de que existe evidencia documental categórica y, sobre todo, que labró su propio desafortunado destino, estaba convencido de que la única salida digna era su renuncia a la Presidencia de la República y enfrentar cárcel en Guatemala y una posible extradición hacia Estados Unidos.

Esa tarde la decisión del presidente Pérez fue apoyada firmemente por sus funcionarios responsables de la Inteligencia del Estado, quienes fueron citados para el sábado por la tarde en Casa Presidencial. A la reunión con Otto Pérez se sumaron la Ministra de Gobernación, Rodolfo Luna del Pinal, Chiqui Villagrán de León, el general Letona Hora, el canciller Morales y Miguel Ángel Balcárcel, encargado del Sistema Nacional de Diálogo.

La Ministra, junto a Luna del Pinal, Chiqui Villagrán de León y su esposo, el general Letona Hora, con argumentos emocionales, buscaban persuadir a Pérez Molina de que debía seguir en la Presidencia, y lograron confundirlo. Hasta que Miguel Ángel Balcárcel, mercenario servil y perro faldero de los militares de turno desde que trabajó en el Comité de Reconstrucción Nacional (pos-terremoto 1976), tomó la palabra y esbozó un plan estratégico: amenazar a los empresarios de que si cae Pérez Molina, ellos caerán con él; intimidar a las clases medias urbanas con contra-manifestaciones de la población rural de la “Guatemala profunda”, utilizando para el efecto, con disfraz, las huestes del magisterio de Joviel Acevedo y a los salubristas de Luis Lara; imprimir y distribuir a nivel nacional, volantes agresivos y militantes de supuestos miembros del Partido Patriota; profundizar las alianzas  con el partido Lider y con partidos satélites para que no conozcan la solicitud de retirar el derecho de antejuicio al Presidente, y denunciar que lo que tiene lugar en el país es resultado de una intervención extranjera (EE. UU./CICIG), buscando, ingenuamente, que la población cierre filas con la víctima: el presidente Pérez Molina. En conjunto, el trasfondo filosófico de la estrategia “brillante y sofisticada” del sesudo Miguel Ángel Balcárcel era y es politizar el sólido caso judicial que existe contra Pérez Molina.

La estrategia fue aplaudida por los lambiscones y provocó la renuncia del secretario de Inteligencia Estratégica del Estado, Julio Godoy Anleu, y del secretario del Consejo Técnico de Seguridad, general Ricardo Bustamante, quienes reiteraron por última vez, que la situación es insostenible, peligrosa y que el país no está para nuevas confrontaciones. Paradójicamente, Miguel Ángel Balcárcel, responsable en el gobierno de la resolución de conflictos (que, por cierto, solo se han acrecentado y acumulado a escala nacional), eufórico escribió el desafiante y confrontativo discurso de Otto Pérez Molina al pueblo de Guatemala, difundido el domingo 23 en la noche, que, por ahí, medio escondido, incluía un dramático perdón que muchos escuchamos.

La estrategia está en ejecución e incluye un autogolpe de Estado que permita la salida negociada de Otto Pérez Molina hacia otro país, siguiendo los pasos de Jorge Antonio Serrano Elías en 1993. Este ingrediente de la “genial” estrategia lo desconoce Manuel Baldizón y Lider, el cual, a estas alturas, es de “facto” y de manera insólita, el partido oficial. Manuel Baldizón resultó más papista que el papa y Lider, el primer partido de oposición que se convierte, sin pasar por elecciones, en el partido en el que descansa el gobierno de turno.

Los partidarios del PP convocan a manifestaciones, instan a rechazar a la CICIG y a exigir la libertad de Roxana Baldetti, siguiendo las directrices de su máximo líder, Otto Pérez Molina.

Los partidarios del PP convocan a manifestaciones, instan a rechazar a la CICIG y a exigir la libertad de Roxana Baldetti, siguiendo las directrices de su máximo líder, Otto Pérez Molina.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Cristian Velix/elPeriódico
Más de 3 mil 700 marcas de restaurantes han quebrado
noticia María Aguilar
El trabajo y la voz de Norma Torres en defensa de los centroamericanos

Frente al trabajo de Torres es evidente que se ha granjeado enemigos poderosos.

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Rector Murphy Paiz se encuentra en custodia policial

La PNC notificó a Murphy Paiz de la orden de aprehensión en su contra en un hospital donde se encuentra internado.



Más en esta sección

Jueza promovió candidatura de Paniagua

otras-noticias

La CC revoca amparo a favor de Erika Aifán

otras-noticias

Empresas ligadas al FCN ganan contratos en gobierno de Giammattei

otras-noticias

Publicidad