[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Tercera llamada…

opinion

Después del 14 de enero, el crujir de dientes.

Otto Pérez no pudo hacer el gobierno de la transición, pero aún está a tiempo de dejar un único legado: las reformas pertinentes a la Ley Electoral y de Partidos Políticos. Teóricamente tiene 25 votos en el Congreso, y son suficientes para pasar en tercera lectura una reforma que ya es gatopardista. Sin embargo, si atiende las recomendaciones de la Plataforma Nacional para la Reforma del Estado y del Grupo de los Cuatro (G4), puede rescatar lo mínimo: validez del voto nulo, reelección acotada y candados al transfuguismo, aplicables a estas elecciones.

 

Por supuesto que eso no altera el régimen político, como lo propuso la Plataforma al abrir la participación ciudadana a cargos de elección con representación equitativa de mujeres y pueblos indígenas; ni democratiza los partidos al quitar la llave a los caciques y dueños de decidir (o vender) las candidaturas con apenas el diez por ciento de los afiliados e imponer candidatos en las casillas; tampoco modifica las desiguales (imposibles) condiciones de competencia, que, como bien dijo el influyente congresista James McGovern, resultan fraudulentas porque son financiadas con dinero en gran medida ilícito (corrupción, narcotráfico), y bajo claudicación total a la voluntad del “dueño” de la TV abierta (aunque las frecuencias son públicas).

 

A pesar de que los partidos adinerados no pierden con las reformas que llegaron al Pleno, están encaprichados. Mejor dicho, encapsulados en su juego, ajenos a la sociedad. El PP baila al son que le toca Lider pendiendo del antejuicio a Otto Pérez. Lider está acumulando una enorme presa de resentimiento ciudadano. Esa factura se la pasará la ciudadanía más temprano que tarde. Ya se ve en las encuestas. Hay un 20 por ciento de voto nulo y otro 20 por ciento que se está inclinando por la encarnación del antipolítico, Jimmy Morales. En verdad la validez inmediata del voto nulo podría afectar a Morales. Y, si el voto urbano no se fragmenta significativamente, Morales entrará a segunda vuelta con Baldizón y le ganaría el 25 de octubre, pues casi todas las fuerzas buscarán adherírsele.

 

Pero los ajustes de cuentas no vienen con las elecciones del 6 de septiembre ni del 25 de octubre, sino después del 14 de enero. Una cosa es ganar con el voto rural y otra gobernar teniendo en contra las zonas urbanas. Una cosa es comprar votos con dádivas, aprovechándose de la necesidad de la gente, y otra hacer gobierno con las arcas vacías y la comunidad financiera internacional cerrando el grifo. Con el Gafi encima y otras siete plagas, vendrá el llanto y el crujir de dientes. Otto Pérez no tiene nada qué perder, pues ya nada lo salvará. Ponerse, aunque sea como actor secundario, del lado de las reformas al menos aliviará su conciencia. De todos modos Baldizón no le perdona no haber echado a la CICIG ni a Iván Velásquez.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europapress
Este perro confunde a sus dueños durmiendo con un cojín con sus caras impresas dando lugar a una hilarante escena
noticia
Vivo Zona 4 es confort, seguridad y tecnología en el centro de la ciudad
noticia AFP
Los taxis amarillos, ¿una institución neoyorquina en vías de desaparición?

Eran omnipresentes en las calles de Nueva York, tan emblemáticos de la Gran Manzana como el edificio Empire State o las gorras de béisbol de los Yankees. Pero tras un año de pandemia, los taxis amarillos son cada vez más escasos y su futuro parece incierto.



Más en esta sección

Guastatoya elimina al Alajuense y se clasifica a semifinales

otras-noticias

Estudios en algas podrían revelar cómo sobrevivir en Marte

otras-noticias

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

Publicidad