[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Don “Chico Dólar” y su capital ficticio

opinion

A partir de los noventa se liberalizaron las tasas de interés y el tipo de cambio.

Vamos a ver si entendemos esos business a lo Chico Dólar: la CICIG dice que varios achichincles del jutiapaneco recolectaban dólares de manos de particulares y luego colaban esos dineros dentro de múltiples empresas de cartón, movidas por un buen número de testaferros, llamados también “representantes legales”, quienes tenían su respectiva cuenta monetaria en el sistema bancario regulado.

 

Pero como esos dineros al entrar al sistema financiero, necesitan de una salida hacia otros cauces, el motivo principal de las operaciones era luego, acudir a los flamantes “departamentos de operaciones extranjeras” de los más importantes bancos del sistema, para transferirlo a lugares tan exóticos como Hong Kong, China, Corea del Sur, Islas Caimán, y por supuesto la Meca colombiana.

 

Este mecanismo de logística del dinero oscuro realizó transferencias en 2009, a favor de un grupo de empresas de cartón cuyos representantes fueron sentenciados por lavado de dinero, producto del narcotráfico en otros países, y como por aquí existe una ley de delito financiero, que castiga que los flujos que entran se dediquen a créditos o inversiones financieras, la simulación llevaba el sello de “clásicas” operaciones de “importación-exportación”.

 

Me gusta la investigación de CICIG, al decir que el conjunto de actividades subterráneas se estaban “bancarizando”, y con ello se está diciendo que se usaron los flamantes y sofisticados instrumentos de la banca corporativa guatemalteca y sus conexiones internacionales. El conjunto de transferencias de este corte, de acuerdo con CICIG ascendió tan solo en el período investigado a Q255 millones.

 

La anterior es tan solo una investigación de pocos años, de una “financiera” cuyo operador principal vivía en Asunción Mita, Jutiapa. Imaginemos lo que se transa en Gualán, Nentón, Santa Ana Huista, Morales, Mazatenango o en Ocós, en donde en fecha reciente se encontró un narcolaboratorio con un inventario valuado en 14 mil millones de dolarucos.

 

Hoy se acusa a un expresidente del Banco de Guatemala y ex superintendente de Bancos, pero lo más surrealista es que si nos dirigimos a esa sacrosanta institución para averiguar los porqués de la facilidad de inmiscuirse en las investigaciones de la Intendencia de Verificación Especial –IVE– al actual presidente lo tenemos que ir a buscar a un preventivo penal: en verdad que sí es de Ripley está tierra irredenta.

 

A partir de los noventa se liberalizaron las tasas de interés y el tipo de cambio, y ello se hizo con la excusa de que los años de Vinicio Cerezo fueron tortuosos en materia de divisas. Mientras el dólar ande barato todos hacemos las del avestruz en cuanto al origen del billete verde, por ello todos somos responsables de lo que pasa.

 

Pero a los burócratas reguladores, cuyo mantenimiento nos cuesta un ojo de la cara, y cuyos pactos colectivos alimentan las pérdidas de sus instituciones que nosotros los contribuyentes debemos resarcir, yo les regalaría un ejemplar del libro de Joaquín Estefanía Aquí no puede ocurrir.

 

Y dice el gran Joaquín: “el mal no es el Estado grande (el Leviatán), sino la falta de un Estado que haga funcionar las reglas del juego, que cobre impuestos, y dé seguridad jurídica (y policial) ante la multiplicación de mafias que trabajan como pequeños estados dentro del Estado; es preciso anticipar los problemas y vigilar la tramposa opacidad de los sectores financieros, y es que su falta de regulación puede acabar casi instantáneamente con cualquier economía nacional: y con el advenimiento de las crisis, nadie puede decir con sensatez, que aquí no puede ocurrir”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Al Rajhi gana, pero Peterhansel se consolida en el liderato

El saudí Yazeed Al Rajhi (Toyota) ganó este miércoles la décima etapa del Dakar, entre Neom y Al-Ula, en Arabia Saudita, mientras que el francés Stéphane Peterhansel (Mini) mantiene la ventaja en la clasificación general de autos a dos jornadas del final.

 

noticia Europa Press
Cargar el celular con una botella de agua caliente
noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Zoológico La aurora recibió más de 500 pinabetes

Este viernes finaliza la recepción de donaciones de árboles de navidad para el programa de enriquecimiento para los animales del zoo.



Más en esta sección

Juventus y Nápoles buscan el primer título

otras-noticias

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

Tiger Woods fue operado

otras-noticias

Publicidad