[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El espejo de los lacayos

opinion

No son hombres ni mujeres libres.

No recuerdo que una reforma a la Ley Electoral y de Partidos Políticos despertase tan poderosos odios y fantasmas conspirativos, como ahora. Esa reforma –moderada, por lo demás– se propone en un contexto en el cual la verdad jurídica que desveló el MP y la CICIG, a partir del 16 de abril, acerca del statu quo corrupto que nos ha gobernado, nos gobierna y nos quiere seguir gobernando, confirmó todas las verdades que sabíamos por anécdotas, reportajes de medios y chismes. La verdad jurídica sacudió a la ciudadanía y la ciudadanía sacudió al régimen.

 

Desde entonces todo y nada ha cambiado. La indignación y la repulsa ciudadanas no logran remover ese sistema. El cinismo y la corrupción convertida en “derecho” están enraizados. El sistema activó sus terminales, es decir, a sus socios y beneficiarios corruptos. Como casi siempre ocurre, no son los poderosos sino sus lacayos quienes se esfuerzan desmedidamente en proyectar un poder perverso, intimidante por oscuro, anónimo y trapero. Allí anida un resentimiento ansioso de decretar la muerte civil (o física) de quien, creen, es “la” amenaza.

 

Ni siquiera lo hacen por sus jefes, sino por ellos mismos. Así funciona la engañosa lógica del poder como dominio. Es un espejo de doble fondo. El criado o criada acompañan a su señor, le abren y cierran la puerta, sintiéndose entonces dueños de la llave. No son hombres ni mujeres libres: en el ejercicio de la servidumbre, se sirven, son codependientes. Necesitan ser mandados y hasta humillados para sentir que mandan, y humillan.

 

No es la Ley Electoral en sí, sino cualquier perturbación que pueda alejarles la guayaba que acarician. Tampoco es la petición ciudadana de renuncia del Presidente, en sí misma. Estoy seguro que Otto Pérez quisiera despertar de la pesadilla real a la que voluntariamente se introdujo, renunciando ahora mismo al cargo. Pero su entorno de criados no se lo permite. Le han hecho creer que enfrenta una conspiración izquierdista, una persecución política (no judicial). Con la corrupción tipificada como delito de lesa humanidad ¡lo llevarán a la Corte Penal Internacional!

 

Si persiguen a sus jefes –llámense Pérez o Baldizón– ¿cuál es el deber de los lacayos? Perseguir. Si conspiran contra sus amos, ¿qué les corresponde hacer…? En ese contexto Iván Velásquez, Thelma Aldana, Gloria Porras, la Usac, Daniel Pascual y, ahora, hasta Todd Robinson resultan, para los lacayos, ser parte de la conspiración. Y a todos ellos hay que encontrarles caspa aunque no tengan pelo. Así de sórdido está el ambiente. La alegría ciudadana de los plantones y marchas, la libertad de romper el silencio, el humor y la ironía frente al descaro y torpeza del poder político, comienzan a ser invadidos por la sombra perversa de los lacayos. Ni siquiera es la voluntad de sus amos que, al cabo, a lo que siempre aspiran es a trascender. Pero es el círculo perfecto: el lacayo se refleja en el espejo de su amo y viceversa.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Mario Mérida
Un hecho histórico en medio del infortunio (I Parte)

Sin forma ni contenido.

 

noticia Jaime Barrios Carrillo
“Canción”
noticia Emma Gómez/ Colaboradora de elPeriódico
Ligan a proceso a hermanas por agredir a periodistas en Totonicapán

Las hermanas María Guadalupe y Lucía Petronila Saquic García fueron ligadas a proceso penal por los delitos de lesiones graves y resistencia con agravación, supuestamente por agredir a tres periodistas.



Más en esta sección

Merkel y Scholz intentan movilizar a los electores en Alemania ante unos comicios impredecibles

otras-noticias

Liberación de ejecutiva de Huawei y de dos canadienses pone fin a tres años de crisis diplomática

otras-noticias

En ruta a EE. UU., haitianos ayudan a venezolanos en frontera colombo-panameña

otras-noticias

Publicidad