[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editoriales

Generar empleo debe ser la prioridad


foto-articulo-Editoriales

Los países más desarrollados, tal como lo demuestra la reacción del Gobierno de EE. UU. para mitigar los efectos económicos de la pandemia, lograron preservar los niveles de consumo de su población gracias a amplios programas de transferencias de ingresos. En países como el nuestro, donde este tipo de apoyos fueron menores y de corta duración, iniciar algún tipo de negocio se convirtió en la forma más socorrida por parte de cientos de miles de personas para procurarse un ingreso o complementarlo. Es muy probable que casi la totalidad de estos nuevos emprendimientos por necesidad hayan nacido en la informalidad económica, aprovechando que este tipo de actividades se han mantenido operando de manera regular, a pesar de las restricciones y por la facilidad para sumarse a ellas. Es un hecho que la mayoría de las personas que tomaron esta decisión se dedican a actividades que carecen de la sofisticación, productividad y tamaño para garantizar fuentes de ingresos significativas y estables para sus dueños. De esa cuenta, el principal problema de la economía sigue siendo generar más puestos de trabajo, para que eventualmente estos empresarios por necesidad puedan optar a un empleo formal.

Según la evidencia que muestra el Monitor Global del Emprendimiento, Capítulo Guatemala, la tasa total de emprendimiento experimentó un significativo incremento durante 2020. Estos negocios nuevos tienen todavía dos o tres años por delante para salir de lo que se denomina “valle de la muerte empresarial”, periodo de consolidación por el cual pasa cualquier negocio recién establecido, de por sí muy difícil en condiciones normales, que en las circunstancias actuales resulta mucho más complicado y que seguramente cobrará más víctimas que en tiempos normales. A esto se suma el aumento en la tasa natural de “mortalidad empresarial” —emprendimientos descontinuados—, que pasó del 4.3 por ciento en 2019 al 6.8 por ciento en 2020. Esta combinación de resultados debe servir para contextualizar mejor la tan publicitada recuperación de la economía guatemalteca. Absorber en la fuerza laboral formal a todos los guatemaltecos que se han visto en la necesidad de emprender para salir adelante sigue siendo la principal prioridad. Resulta un error conceptual o una mera apuesta demagógica por parte de políticos en campaña argumentar que la incipiente recuperación económica justifica aumentos de salarios por decreto. Mientras no se disipen todos los problemas relativos a la vacunación y al control de la pandemia y no exista una fuerte expansión sostenida en la creación de empleo, más vale prevenir que lamentar.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Mantienen alerta roja por actividad del volcán de Pacaya
noticia Méndez Vides
A fondo

Viaje al centro de los libros.

noticia EFE
México amplía los programas sociales de López Obrador en Guatemala

Giammattei es el tercer mandatario extranjero invitado a los festejos del Gobierno de López Obrador para conmemorar en 2021 los 500 años de la conquista y los 200 años de la independencia de México.



Más en esta sección

Mario Vargas Llosa: Ecuador lo premia por su lucha por la libertad

otras-noticias

Universidad Da Vinci de Guatemala, celebrará “Congreso Alternativas a la Migración Irregular”

otras-noticias

Cinta inédita de John Lennon se subasta en Dinamarca

otras-noticias

Publicidad