[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editoriales

El boleto de ornato es contrario a la Constitución


foto-articulo-Editoriales

El denominado boleto de ornato es un arbitrio municipal que se cobra con base en lo que dispone la Ley del Arbitrio del Ornato Municipal (Decreto 121-96 del Congreso). El objetivo de este arbitrio es “adornar”, ya que, según el ‘Diccionario de la Lengua Española’, ornato quiere decir “adornar”.

De esa cuenta, el arbitrio del ornato municipal es un tributo cuya recaudación compete a las municipalidades. Están obligados a pagarlo todos los residentes en los respectivos municipios que tengan entre 18 y 65 años de edad, así como los menores que trabajen.

La base imponible es el ingreso de los obligados; es decir, estos deben pagar de acuerdo con el ingreso que devenguen. Los que tengan ingresos de Q300 a Q500 pagan Q4; los que devenguen de Q500.01 a Q1,000.00, Q10; de Q1,000.01 a Q3,000, Q15; de Q3,000.01 a Q6,000.00, Q50; de Q6,000.01 a Q9,000, Q75; de Q9,000.01 a Q12,000, Q100, y de Q12,000.01 o más, Q150.

Recientemente, la Corte de Constitucionalidad, en un fallo correcto, declaró inconstitucional la disposición legal que obligaba a presentar el boleto de ornato con motivo de todo tipo de trámites administrativos (municipales) y judiciales, especialmente para la obtención de pasaporte, documento personal de identificación, partida de nacimiento, licencia para conducir automotores y placas de circulación o calcomanías de vehículos automotores, así como para la toma de posesión de funcionarios y empleados públicos.

Por otro lado, la Constitución prohíbe los tributos confiscatorios, así como la doble o múltiple tributación interna. Hay doble o múltiple tributación cuando un mismo hecho generador, atribuible al mismo sujeto pasivo, es gravado dos o más veces, por uno o más sujetos con poder tributario y por el mismo evento o período de imposición.

Inequívocamente, el boleto de ornato es un impuesto que grava los ingresos de los contribuyentes, al igual que el Impuesto sobre la Renta. Por tanto, los ingresos de un mismo sujeto pasivo (hecho generador) es gravado dos veces por dos sujetos con poder tributario, el Estado y la municipalidad, durante el mismo período de imposición.

De esa cuenta, el arbitrio de ornato municipal es un típico caso de doble tributación prohibido por la Constitución, y, por consiguiente, ese tributo es nulo de pleno derecho. Luego, es susceptible de ser impugnado por inconstitucional ante la Corte de Constitucionalidad.

Por tanto, no es suficiente que se haya declarado inconstitucional la obligación de presentar el boleto de ornato en todo tipo de trámites administrativos (municipales) y judiciales. ¡Urge que el tributo también se declare sin vigencia!

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Líder de exguerrilla FARC regresa a Colombia tras fugaz detención en México por Interpol

Fuentes del gobierno federal de México confirmaron el martes a la AFP la detención de Granda.

noticia
Western Union se expande en Guatemala con Banco Industrial
noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
MP solicita retiro de antejuicio en contra de los alcaldes de Villa Canales e Iztapa


Más en esta sección

América será sometido a un dura prueba

otras-noticias

Rublev queda eliminado

otras-noticias

Primer triunfo de la Real Sociedad

otras-noticias

Publicidad