[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editoriales

Designación de magistrados de la CC por la Usac

opinion

La Ley de Amparo, Exhibición Personal y de Constitucionalidad (LAEPC) dispone que la designación de magistrados titulares y suplentes de la CC por parte del Consejo Superior Universitario (CSU) de la Usac, cuyos miembros son empleados públicos, se hará por mayoría absoluta de votos de los miembros presentes en el acto electoral en votación secreta.

De esa cuenta, la votación en el seno del CSU de la Usac para designar magistrados de la CC debe ser secreta, extremo que garantiza la ausencia de presiones, así como la absoluta independencia del votante. El voto público, por el contrario, puede condicionar al votante, así como exponerlo a represalias.

Respecto del voto público, cabe recordar que antes de la vigencia de la Constitución de 1956, en la cual se adoptó y garantizó el voto secreto en las elecciones generales, el sufragio era público para los analfabetos, por lo que estos debían manifestar públicamente ante la autoridad electoral por cuál de los candidatos a cargos de elección popular votaban. Obviamente, el elector era vulnerable a represalias políticas o personales, porque todos sabían por quién había sufragado. Luego, lo más seguro era que los analfabetos favorecieran a las opciones políticas vinculadas al oficialismo, debido al temor.

Sin duda, entonces, fue una conquista política que a partir de 1956 se adoptara constitucionalmente el voto secreto de todos los votantes, cuya incorporación, por cierto, se había omitido en la Constitución de 1985-6; sin embargo, esta omisión se subsanó al aprobarse la reforma constitucional de 1993. De esa cuenta, si por mandato legal se establece que el voto debe ser secreto, no puede desobedecerse ese mandato y optarse por el voto público. Imaginemos que este pudiera desacatarse en las votaciones generales. Sería, además de un retroceso, una votación ilegal, y si esto hubiese ocurrido en algún evento electoral anterior, el error no puede aceptarse como fuente de Derecho.

Asimismo, la LAEPC establece que los magistrados de la CC que designe el CSU de la Usac deben ser escogidos preferentemente entre personas con experiencia en docencia universitaria. Preferentemente supone que debe preferirse, inclinarse o darse preferencia a quien ostente la respectiva cualidad o desempeño. Luego, el CSU de la Usac, por imperativo legal, debe designar como magistrados de la CC a quienes tengan la experiencia de docencia universitaria. Esto supone que si un candidato tiene experiencia en docencia universitaria y otro (u otros) no, el CSU de la Usac debe designar a quien sí la tiene.

De ahí que el CSU de la Usac invariablemente ha designado a docentes universitarios como magistrados titulares y suplentes de la CC, atendiendo al referido mandato legal. En 1986, el CSU de la Usac designó como magistrado titular a Adolfo González Rodas y como magistrado suplente a Fernando Barillas Monzón; en 1991, a Adolfo González Rodas y Ronán Roca; en 1996, a José Arturo Sierra González y Juan Francisco Flores Juárez; en 2001, a Cipriano Francisco Soto Tobar y Gilberto Romeo Alvarado Polanco; en 2006, a Mario Ramiro Pérez Guerra y Jorge Mario Álvarez Quirós; en 2011, a Mauro Roderico Chacón Corado y Juan Carlos Medina Salas, y en 2016, a Francisco de Mata Vela y Mynor Par Usen.

 

En todo caso, la Constitución dispone: “Los funcionarios son depositarios de la autoridad, responsables legalmente por su conducta oficial, sujetos a la ley y jamás superiores a ella”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Cristian Velix/elPeriódico
Impiden que se presente una denuncia en contra de supuestos vendedores de La Terminal

En el lugar se pudo observar a un grupo de policías que se colocó en la entrada del Ministerio Público.

noticia Ana Lucía Mendizábal
Dos exposiciones para ver en tu próxima visita a La Antigua

Tras ocho meses cerrada al público, la Cooperación Española en La Antigua vuelve con arte.

noticia Roberto Antonio Wagner
¿Una nueva esperanza? I

Decir que se termine la guerra mientras se mantiene la alianza con una de las partes es una contradicción.



Más en esta sección

Guatemala pierde contra Rusia y queda a la espera

otras-noticias

Ex magistrada Escobar: “Los corruptos pueden dormir tranquilos gracias a la ilegítima Fiscal General”

otras-noticias

¿Por qué subdesarrollados? (II Parte)

otras-noticias

Publicidad