[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editoriales

Un caso para el Consejo de la Enseñanza Privada Superior

opinion

Según informaciones de prensa, los abogados Ranulfo Rojas Cetina y Marco Antonio Cornejo Marroquín, al momento de presentar la documentación respectiva ante la Comisión de Postulación de Candidatos a Magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE), en 2020, acreditaron, por medio de certificaciones extendidas por el decano de Derecho de la Universidad Da Vinci (UDV), abogado Juan Carlos Rodil Quintana, las calidades de doctor en Derecho Constitucional y de magíster en Derecho Penal, respectivamente.

Sin embargo, la UDV, una universidad privada, ha constatado que dichas certificaciones no se apegaban a la verdad y a la realidad, ya que los abogados Ranulfo Rojas Cetina y Marco Antonio Cornejo Marroquín no habían obtenido esos grados académicos al momento de presentar las respectivas certificaciones ante la indicada Comisión.

Por consiguiente, se puede adelantar que, a través de esos actos, supuestamente se hizo incurrir en error a la referida Comisión en el proceso de evaluación de la capacidad, idoneidad y honradez de los mencionados abogados, quienes se presentaron como aspirantes a magistrados del TSE, los cuales, finalmente, quedaron incorporados en la nómina de 20 candidatos a magistrados del TSE, que elaboró la indicada Comisión y que se sometió a consideración del Congreso.

Cabe señalar que los abogados Rojas Cetina y Cornejo Marroquín resultaron electos por el Congreso como magistrado titular y como magistrado suplente del TSE, respectivamente. Por cierto, la semana pasada, Rojas Cetina asumió como magistrado presidente del TSE. 

En todo caso, ha trascendido que el exdecano Rodil Quintana quedó desvinculado de la UDV y que el Ministerio Público ha iniciado una investigación de oficio de los hechos relacionados, a fin de que se deduzcan las responsabilidades penales y civiles correspondientes.

La Constitución de Guatemala establece: “El Consejo de la Enseñanza Privada Superior (CEPS) tendrá las funciones de velar porque se mantenga el nivel académico en las universidades privadas sin menoscabo de su independencia y de autorizar la creación de nuevas universidades; se integra por dos delegados de la Universidad de San Carlos de Guatemala, dos delegados por las universidades privadas y un delegado electo por los presidentes de los colegios profesionales que no ejerza cargo alguno en ninguna universidad”.

Por tanto, el CEPS debe tomar cartas en el asunto, ya que su misión es velar por el nivel académico de las universidades privadas, como ya se apuntó. Lo anterior, sin perjuicio de que la UDV deba hacer público el resultado de sus pesquisas internas, en concordancia con el comunicado que emitió al respecto.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Jose Rubén Zamora
360 A vuelo de pájaro
noticia Lucero Sapalú/elPeriódico
Capturan a extraditable en Izabal

Es señalado de formar parte de una estructura de tráfico

noticia Cristian Velix/elPeriódico
Autoridades rescatan a niña que permanecía encerrada en su casa

Las autoridades determinaron que la menor no estaba acompañada de sus padres. Ella dijo que le recomendaron cuidar la casa.



Más en esta sección

Inútil empate de Comunicaciones

otras-noticias

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

Erick Barrondo no pudo consumar otra hazaña

otras-noticias

Publicidad