[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editoriales

XXII Aniversario de un Asesinato Impune

opinion

El 3 de mayo de 1999 (hace 22 años) fue asesinado, con ensañamiento brutal, premeditación, ventaja y alevosía, Édgar Alfredo Ordóñez Porta. La víctima fue secuestrada a inmediaciones de la fábrica donde laboraba, instalada en el municipio de Puerto San José, departamento de Escuintla; después de haber sido torturado fue ultimado a balazos. Posteriormente, sus victimarios abandonaron el cadáver lacerado en un pozo, donde días después fue encontrado por la Policía en estado de descomposición.

Según lo denunció el hermano del occiso, Hugo Ordóñez Porta, las investigaciones del asesinato han estado matizadas por irregularidades y anomalías que involucran a funcionarios militares y civiles del régimen de Álvaro Arzú (1996-2000).

En su oportunidad, las investigaciones llevadas a cabo por el Ministerio Público desembocaron en la captura de varios supuestos autores materiales del mencionado hecho de sangre, los cuales fueron absueltos por falta de prueba, por un tribunal de Escuintla, de lo que se deduce que eran meros “chivos expiatorios”. 

Lo cierto es que, a estas alturas, aún se desconoce el móvil del asesinato de Ordóñez Porta, y está pendiente de identificarse y juzgarse a los autores intelectuales y materiales del mismo, así como a los cómplices y encubridores.

Dado que este crimen podría tener la connotación de una típica ejecución extrajudicial, fundamentalmente por las características del hecho, la Minugua  intervino y lo catalogó como uno de los casos paradigmáticos de violación a los derechos humanos a la vida y a la integridad personal de las personas en nuestro país. También la Fundación Myrna Mack tomó cartas en el asunto, al igual que otras instituciones defensoras de los derechos humanos a nivel nacional e internacional.

El asesinato de Ordóñez Porta se asimila a los asesinatos de monseñor Juan José Gerardi Conedera, del hermano marista Moisés Cisneros y de la antropóloga Myrna Mack, entre otros, y forma parte ya de la ignominiosa cadena de muertes impunes que ha caracterizado a este pueblo sufrido y oprimido. 

La vida de Édgar Alfredo Ordóñez Porta fue segada por la inmunda mano del miserable sicario, que vive del asesinato cobarde de sus semejantes con absoluta impunidad, guareciéndose a las sombras del poder, y que no respeta leyes ni derechos, sino que asesta el golpe con premeditación, alevosía y ventaja, habilitado por el perverso autor intelectual que se vengó impunemente.

¡Qué se haga justicia aunque se caigan los cielos!

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Jeffrey D. Sachs
Financiamiento global para terminar con la pandemia

Economía y justicia

noticia
Super Bowl 2021: qué tráilers de películas se podrían ver

Faltan dos días para el Super Bowl LV y la especulación en torno a los anuncios del gran juego también está aumentando.

noticia AFP
Los enfermos de covid-19 “mendigan” camas en los hospitales del Líbano

De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

¿”Bennifer” está de vuelta? Rumores de relación entre J-Lo y Ben Affleck

otras-noticias

5 Minutos

otras-noticias

Sala anula acuerdos de colaboración eficaz del caso Financiamiento FCN

otras-noticias

Publicidad