[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editoriales

Bicentenario de la Independencia: sin mucho que celebrar

opinion

Por lo poco que ha podido verse, este 2021 parece venir cargado de profundas contradicciones. Al mismo tiempo se celebra el bicentenario de la Independencia de Guatemala ante España, se lamenta las graves amenazas y retrocesos que sufre la  libertad de poderes en muchos de los países de la región mesoamericana. Los mecanismos son variados, el fin ha sido el mismo: debilitar la independencia de poderes. Da lo mismo que esto ocurra mediante mecanismos perfectamente legales, como obtener una mayoría aplastante en una asamblea legislativa mediante elecciones libres y transparentes y mantener altos niveles de popularidad; mediante elecciones ampliamente cuestionadas y persecución contra los opositores y sociedad civil; o mediante el uso de todo tipo de subterfugios, pactos o mecanismos de cooptación. Salvo por el caso de Costa Rica, en menor o mayor medida y con distinto grado de profundización, los sistemas democráticos del resto de países se encuentran en una encrucijada histórica. Para decenas de millones de hermanos centroamericanos la democracia no ha pasado de ser un sistema pacífico de reemplazo de las autoridades de turno, algo muy importante, valga decir, dado nuestro récord histórico en esta materia. 

Lamentablemente, la apertura política no trajo consigo las soluciones que nuestros pueblos estaban esperando; ante la desesperación de los pueblos por salir de los malos gobiernos y de políticos incapaces, nuestros pueblos han hecho apuestas desesperadas por falsos profetas que, al final de cuentas, solo buscaban hacerse del poder para alcanzar sus propios fines. Para este tipo de políticos, para quienes los sistemas de pesos y contrapesos en una república son un problema, la independencia de poderes es el principal enemigo. Es así como, sin importar el tinte político de quienes están en el poder, todos buscan cómo hacerse del control de los tres poderes del Estado y los órganos de control. Resulta irónico estar celebrando doscientos años de libertad del yugo español, mientras los grupos en el poder concentran todo el poder en sus manos para constituirse en los nuevos amos de estas tierras. Muy independientes de España, sí; pero totalmente a merced de grupos ideológicos radicales, mafias enquistadas en el Gobierno y crimen organizado. Esta vez no se trata de invasión extranjera, sino de aprendices de tiranos que escupen nuestra faz. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Los Óscar contarán con lista estelar de presentadores, entre ellos Brad Pitt
noticia Cristian Velix/elPeriódico
CSJ elige a Roberto Molina Barreto y lo mantiene en la CC

La Corte tendrá un receso de 45 minutos antes de continuar con la elección del magistrado suplente.

noticia Richard Aitkenhead Castillo
Los cuellos de botella que detienen el avance colectivo

Hay quienes opinan que se requiere de una revolución para lograr el cambio de dirección.



Más en esta sección

5 Minutos

otras-noticias

Denuncian irregularidades en la vacunación

otras-noticias

Kevin, cuarto del mundo

otras-noticias

Publicidad