[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editoriales

Primer año de Gobierno

opinion

Cuando Morales asumió el poder hace cinco años atrás estaba claro que no tenía mucho que ofrecer en relación a los principales problemas que afrontaba el país en aquel entonces y, que dicho sea de paso, sigue afrontando; carecía de un plan de Gobierno, de un partido medianamente fuerte que lo apoyara en su gestión y de un sólido equipo de Gobierno para hacer frente a la situación. Guardando las distancias, el actual presidente llegó al poder en muchas mejores circunstancias, incluso tuvo a su favor un largo periodo de transición para prepararse para lo que se le venía encima. Para bien o para mal, estas relativas mejores circunstancias duraron poco; la entrada en escena del COVID-19 cambió de manera dramática el libreto y los papeles protagónicos de los principales actores dentro del Gobierno. Un año después que el nuevo Gobierno asumiera el poder, como era de esperar, muchas de las promesas iniciales no se han podido cumplir a causa del cambio de planes provocado por la pandemia; otras debido al tipo de problemas operativos, pugnas políticas y cambio de prioridades que siempre ocurren una vez se alcanza el poder. Sería injusto decir que todo se hizo mal, así como sería una mentira decir que todo se hizo bien. 

Más que recursos adicionales, lo que el pueblo demanda es honradez comprobada en la función pública, combate directo y frontal a la corrupción, priorización del gasto público y, sobre todo, resultados concretos por parte del Gobierno. Además, está claro que las grandes reformas estructurales a la gestión pública no se harán durante este año, razón de más para minimizar los daños que causa al país seguir asignando fondos a diestra y siniestra a rubros de gasto público innecesarios y de más que dudosa necesidad. Diputados y altas autoridades del Ejecutivo deberían reconocer que van a lograr muy poco haciendo más de lo mismo, alimentado a las insaciables mafias que se benefician del gasto público. Bastaría, pues, que el Gobierno de turno dejara “congelados” todos aquellos gastos que no aportan nada a la población y que se enfocara en conseguir resultados concretos en unas cuantas prioridades altamente valoradas por la población, para hacer la diferencia. De cierta manera, la crisis del COVID-19 brinda al Gobierno de turno esta segunda oportunidad para empezar con el “pie derecho” el resto de su mandato; de no hacerlo, más que un error, lo que explicaría desperdiciar esta oportunidad sería la necedad o las malas intenciones. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Los primeros seres humanos llegaron a América del Norte acompañados de perros

Científicos descubrieron restos de caninos de hace 10 mil años en el sureste de Alaska.

noticia AFP
URGENTE: Evacúan edificios del Congreso de EEUU mientras partidarios de Trump protestan en el Capitolio
noticia Enrique García
Ley Alerta Isabel-Claudina a primera lectura

La iniciativa promueve la creación de “equipos locales de búsqueda” que funcionarán en cada una de las comunidades.



Más en esta sección

Salarios

otras-noticias

Una política migratoria más humana

otras-noticias

Las estrategias para apropiarse de forma irregular de terrenos del extinto Banvi

otras-noticias

Publicidad