[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editoriales

Sin tolerancia la verdad cede ante el dogma y el fanatismo

opinion

San Pablo (Pablo de Tarso), a quien Taylor Caldwell califica como el Gran León de Dios, es un ferviente creyente en la libertad. Para San Pablo, el cristianismo libera al ser humano de la ley y del mundo. La libertad está indisolublemente vinculada con la verdad, a la que San Pablo le tenía una profunda devoción. La verdad os hará libres, dice Jesús.

Paul Jonson señala que San Pablo “al perseguir la verdad afirmó el derecho a pensar y a reflexionar hasta la conclusión definitiva (…) demostró que la fe cristiana nada tiene que temer del poder del pensamiento”.

Schweitzer llamó a San Pablo “el santo patrono del pensamiento en el cristianismo”, y señaló que “todos los que piensan para servir al Evangelio de Cristo destruyendo la libertad de pensamiento deben ocultar sus rostros ante él”.

San Pablo, al igual que Jesús y San Juan el Bautista, no padeció persecución ni martirio por ser virtuoso, sino por decir la verdad. Desafió el ‘statu quo’ imperante bajo la antigua ley judía, cuyas 613 prevenciones y prohibiciones no eran observadas, y enseñó la buena nueva cristiana, que se traduce en la salvación a través de la fe y del poder de la verdad.  

En ese orden de ideas, José Ingenieros afirma que “el que expresa su verdad en voz alta, como la cree, lealmente, causa inquietud entre los que viven a la sombra de intereses creados”; y agrega que “el que ama su verdad no la calla; el hombre digno prefiere morir una sola vez, llevando incólume su tesoro”. 

La asociación entre libertad y verdad es, pues, la energía vital del cristianismo, que desafió y socavó al mayor poder constituido de la antigüedad, el Imperio Romano, y cambió la historia de la humanidad para siempre.

A lo largo de los dos últimos milenios, cuando los cristianos se han apartado de esa visión de libertad predicada por San Pablo, basada en el poder de la verdad cristiana, la intolerancia se ha apoderado de ellos, con sus nefastas consecuencias. Sin tolerancia la verdad cede ante el dogma y el fanatismo.

En suma, la verdad cristiana es libertad positiva, es esencial para el crecimiento y la vida, es fundamento de la integridad espiritual. En ese contexto, quien no valora la verdad no tiene la fuerza moral para enfrentar la perversión, el fraude, la farsa y la maldad en un mundo siempre propenso al egoísmo, al abuso, a la envidia, a la crueldad, a la codicia, a la corrupción y al odio.

¡Feliz Navidad! ¡Qué Dios los bendiga!

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Liverpool reporta millonarias pérdidas
noticia AFP
En Eslovenia, bicicletas por todas partes para celebrar un espectacular año ciclista

Bicicletas iluminadas suspendidas en los balcones, en lo alto de algunas paredes o adornando el escaparate de una tienda: ciudadanos de Eslovenia decidieron aplaudir con originalidad a sus ciclistas, que han iluminado con sus éxitos un duro año 2020.

Lo han ganado todo o casi: Tadej Pogacar, el increíble vencedor del Tour de Francia, y su compatriota Primoz Roglic, segundo en la ‘Grande Boucle’ y campeón de la Vuelta a España y la Lieja-Bastoña-Lieja.

Fue en la pequeña región de Karst y Brkini (oeste), de fuerte tradición ciclista, a unos 80 kilómetros de la capital Liubliana, donde nació la idea.

“Queríamos homenajear los resultados de nuestros corredores y aportar una nota positiva en la crisis actual”, explicó a la AFP Tina Jancigaj Avsec, una de las organizadoras de la acción.

Eslovenia, pequeño país de la Unión Europea de dos millones de habitantes, se ha visto duramente golpeada por la segunda ola de la pandemia del covid-19 y estas atípicas decoraciones de Año Nuevo suponen un bálsamo en los corazones de sus habitantes, bajo fuertes restricciones desde hace muchas semanas.

Mientras recorren los pueblos, ahora se divierten descubriendo las instalaciones y enviando sus fotografías a los iniciadores del reto, que han prometido premios para los diez mejores.

Antiguas bicicletas sacadas del garaje o máquinas de competición, bicicletas de niño e incluso ruedas de carruajes de otros tiempos, adornadas con luces, aparecen por las curvas de los caminos, en los jardines, plazas públicas o en las fachadas de las casas.

Las ruedas “simbolizan la acción, el movimiento al futuro” y un año 2021 que todos esperan más feliz, señala Jancigaj Avsec. Es el momento de “promover el turismo en nuestra región y de no caer en la depresión del coronavirus”.

Aunque ella niega cualquier connotación política, protestantes antigubernamentales las han convertido en un símbolo de “resistencia”, según la expresión del semanario de izquierdas Mladina.

Algunos han publicado en las redes sociales fotografías de estas bicicletas decoradas, haciendo referencia a las manifestaciones ciclistas organizadas en los últimos meses en las grandes ciudades del país para protestar contra la gestión de la crisis sanitaria.

noticia AFP
Detenido en Italia el secretario personal de Martinelli

El expresidente panameño insiste en que todo se trata de una “persecución política” para inhabilitarlo e impedir que vuelva a presentarse a las elecciones generales de 2024.



Más en esta sección

Japón donará 200 motocicletas a la Policía Nacional Civil

otras-noticias

CSJ blinda a diez magistrados y un juez, la FECI no podrá investigarlos

otras-noticias

Comité Campesino del Altiplano realizó bloqueos en Franja Transversal del Norte

otras-noticias

Publicidad