[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editoriales

Huracán “Iota”

opinion

Centroamérica está siendo golpeada por el terrorífico huracán ‘Iota’, a través de la costa atlántica. El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), en un reciente comunicado, expresó que el suelo de una porción importante del territorio nacional está saturado, a raíz del paso del huracán ‘Eta’, a principios de este mes, por lo que, al aumentar nuevamente las lluvias, a partir de hoy martes, la acumulación inexorablemente provocará inundaciones, deslaves y desborde de ríos. La mayor acumulación se registrará en Petén, Alta Verapaz, Izabal, Huehuetenango, Quiché, Baja Verapaz, Chiquimula, Zacapa, Jutiapa y Guatemala.

El referido fenómeno natural está dejando a su paso devastador, a través del istmo centroamericano, lamentables pérdidas humanas, destrozos en la infraestructura física, importantes daños materiales a viviendas y, por supuesto, una gran pena entre las víctimas, que, generalmente, pertenecen a los más vulnerables y débiles de una sociedad, al igual que ocurrió con el huracán ‘Eta’.

La potencial catástrofe del huracán ‘Iota’ se proyecta similar a la que dejaron tras de sí los huracanes ‘Eta’ y ‘Mitch’, que se registran en la historia contemporánea como los ciclones tropicales más poderosos y mortales. El huracán ‘Eta’ pasó por América Central, a principios de este mes, y el ‘Mitch’ del 22 de octubre al 5 de noviembre de 1998. 

Aunque el huracán ‘Iota’ no golpee directamente el territorio guatemalteco, sí dejará a su paso, al igual que el huracán ‘Eta’, torrenciales lluvias, que causarán inundaciones, derrumbes, deslaves, socavamientos de tierra y destrucción de infraestructura física; y, por supuesto, pérdidas de vidas y muchas personas desaparecidas o en desamparo y situación de riesgo. 

Por tanto, debemos estar preparados para soportar el azote de este nuevo fenómeno natural que se nos viene encima. Sin duda, la gestión de riesgo será fundamental, así como la implementación de los planes de mitigación, apoyo y cooperación. 

Los guatemaltecos hemos sufrido en carne propia los efectos de estas devastaciones naturales. Recordamos, por ejemplo, el terremoto del 4 de febrero de 1976, que redujo a ruinas las zonas afectadas y causó la muerte a más de 20 mil personas, que está grabado en nuestra memoria, así como la enorme destrucción y mortandad que dejaron a su paso los huracanes ‘Eta’ y ‘Mitch’, así como las tormentas tropicales ‘Stan’ y ‘Agatha’.

Definitivamente, nuestro país no es ajeno o inmune a las catástrofes naturales. Guatemala está ubicada en una zona altamente vulnerable. Tarde o temprano nos toca enfrentar a las fuerzas de la naturaleza (terremotos, maremotos, tornados, erupciones volcánicas, inundaciones, etcétera) y hoy, de nuevo, nos corresponde enfrentar la adversidad y solidarizarnos con los que más sufren y requieren de nuestra ayuda, apoyo y amparo.

Sin duda, nos está lloviendo sobre mojado, porque hemos tenido que enfrentar, a lo largo de este año, los efectos perniciosos de la pandemia del coronavirus (COVID-19) sobre la vida, la salud y la economía. Sin embargo, todo esto nos recuerda que la vida humana es precaria y que no podemos confiarnos. Y ante todo debemos mantenernos unidos y fraternos, principalmente, en los momentos de adversidad.

Como siempre, también debemos elevar nuestras oraciones al Creador por los fallecidos y por los que están sufriendo, para que les dé fortaleza espiritual y les ayude a encontrar la resignación y a recuperar el optimismo y la esperanza.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
El Parlacen en la encrucijada
noticia Tulio Juárez
Un “examen cerebral” o tomografía para ex vicepresidenta Baldetti solicitará su defensa

Abogado indica que requerimiento a juzgado instructor de procesos consistirá en que exámenes sean practicados por el Inacif o en un sanatorio.

noticia Redacción elPeriódico / AFP
Ponen en órbita 64 satélites y cenizas de 100 amantes del espacio


Más en esta sección

Hodge no venderá la histórica camiseta de Maradona

otras-noticias

Manchester United-París SG, un duelo especial

otras-noticias

Lewis Hamilton da positivo al Coronavirus

otras-noticias

Publicidad