[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editoriales

Uso obligatorio de mascarillas de protección

opinion

Todos sabemos del asesino invisible que ronda en las calles de nuestros pueblos y en algunas casas en donde ha podido ingresar, el COVID-19, y necesitamos adoptar todas las medidas y utilizar todas las armas que tengamos a nuestra disposición para salir vencedores. Ya finalizamos la etapa inicial de prevención; ahora estamos en la etapa de contención, en donde se han cerrado las fronteras, se implantó un toque de queda parcial; ahora, con el primer caso detectado en Patzún donde no se pudo determinar la fuente del contagio (debido a focos de contagio masivos y sin control) entramos a la tercera etapa, la de contagio comunitario. Esta etapa es todavía más peligrosa y en consecuencia debemos tomar todas las medidas que estén a nuestro alcance para evitar que el contagio sea masivo y rebase las capacidades de atención médica, instaladas en nuestro país. Las medidas de protección externas que hemos adoptado, la mayoría son apropiadas como el cierre de negocios no indispensables, la limitación del transporte urbano y extraurbano, la suspensión de clases públicas y privadas, lavado de manos, el distanciamiento social, la cuarentena o encerramiento en nuestras viviendas y el uso de mascarillas. Es muy importante que todos las usemos, especialmente cuando salimos de nuestra casa y también excepcionalmente cuando dentro de nuestra casa haya alguna persona que estuvo expuesta a contraerla o más estrictamente cuando en nuestro pueblo se detectan casos de contagio comunitario.  Hacerlas nosotros mismos es muy fácil, lo importante es que siempre salgamos de nuestras casas con la mascarilla puesta. Otra medida complementaria es cuando regresamos a nuestra vivienda debemos cambiarnos de zapatos y de ropa, apartar la que nos quitamos para lavarla y lavarnos las manos y si es posible bañarnos; la mascarilla nos la quitamos de la cara con el cuidado de no tocar la parte externa y desinfectarla o lavarla. Sobre todas las medidas: QUEDÉMONOS EN CASA!!!

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Sábado 18 de Noviembre de 2017
noticia Evelyn Boche
«Si cualquier otro ente tiene escuchas telefónicas, son ilegales” Thelma Aldana, Fiscal General

La fiscal general y jefa del Ministerio Público (MP), Thelma Aldana, considera que la Dirección General de Inteligencia Civil (Digici) es un ente “sumamente importante” ya que maneja toda la información del país.

noticia
Los vicios de los Señores Feudales del siglo XXI

Marco Tulio García Escobar / DPI 1949 92918 0101

Las adicciones de todo tipo han acompañado al hombre desde épocas remotas, y tienen que ver con la insatisfacción perenne del homo sapiens, lo que le hace buscar incansablemente fuentes de placer. Entre las principales adicciones están: 1) Las substancias químicas: naturales y sintéticas: alcohol (vinos, ron, whisky, tequila, vodka, ginebra, cerveza, sake, etcétera) , marihuana, cocaína, LSD, opio, metanfetaminas, etcétera, y existen desde el momento en que alguien curioso probó substancias fermentadas y se emborrachó y se le quitó la ansiedad y el miedo 2) Sexo: Una fuente muy importante de neurotransmisores cerebrales y placer. Formas de obtener placer relacionado con esta función reproductora son muchas: sexo convencional (normal), sexo no convencional con sus múltiples facetas (sadomasoquismo, fetichismo, voyerismo, homosexualidad, exhibicionismo, onanismo, pedofilia, zoofilia, pornografía, etcétera). 3) Poder: la conducta del afán de dominio sobre los demás (poder económico, poder político, poder militar, poder religioso, poder sobrenatural, etcétera). 4) Codicia: el afán de siempre querer tener más bienes materiales (dinero, tierra, edificaciones, empresas comerciales, etcétera). El Feudalismo fue un sistema de poder que predominó en Europa occidental entre los siglos V y XV de nuestra era, y se caracterizó por lo siguiente: la difusión del poder desde la cúspide (donde en teoría se encontraban el emperador o los reyes) hacia la base donde el poder local se ejercía de forma efectiva con gran autonomía o independencia por una aristocracia, llamada nobleza (duques, marqueses, condes, barones, caballeros, etcétera). En Guatemala en el siglo XXI han aparecido recientemente verdaderos Señores Feudales, que a través de la política se han apropiado del erario público (dinero del pueblo) y se han enriquecido increíblemente (cientos de millones de quetzales) , y lo único que les falta es tener castillos e iglesias propias y verdaderos esclavos.



Más en esta sección

Holiday Deals 2020

otras-noticias

En Guatemala siguen participando online al Powerball para ganar su pozo de casi Q2 mil millones. ¡Te contamos cómo!

otras-noticias

Remesas alcanzan los US$10.1 millardos

otras-noticias

Publicidad