[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editoriales

Accidentes de tránsito

opinion

RAÚL GARCÍA SALAS HERNÁNDEZ / DPI 1665 66551 1604

Como todo en la vida, los guatemaltecos nos hemos acostumbrado a escuchar noticias sobre accidentes de tránsito con el consabido número de muertos y heridos que suceden casi a diario, por ejemplo en la famosa Curva del Chilero de la carretera a El Salvador (km 33), en la Cuesta de las Cañas y ahora prácticamente en cualquier lugar de la República, una vez empiece a llover y con el asfalto mojado, se pierden valiosas vidas, los gastos materiales son enormes, el daño a la infraestructura vial del país, de por sí, destruida, averiada, sin reparar queda a la vista y no se hace nada por contrarrestar tremendo problema que ya se salió de las manos de las autoridades correspondientes o para mejor referencia, ya no se sabe a qué instancia se puede recurrir para enderezar este problema.

Son múltiples los factores, entre los que es fácil identificar, la falta de mantenimiento de los vehículos, la sobrecarga de pasajeros de los mismos, fallas en los frenos, llantas lisas, inexperiencia de los pilotos que se han visto hasta menores de edad conduciendo las unidades, exceso de velocidad, uso cada vez más frecuente de celulares mientras se maneja, bebidas alcohólicas y drogas, pero lo que es lamentable es observar cómo los usuarios se suben a un vehículo con todos los aspectos negativos mencionados anteriormente, exponiendo inútilmente sus vidas, dejando hogares sin padres, hijos huérfanos, niños y ancianos que aumentan las estadísticas hospitalarias y que en última instancia abarrotan las instalaciones del Inacif, y siguen llenando los cementerios.

Todo esto, sumado a la delincuencia organizada con asesinatos a plena luz del día, secuestros, extorsiones y demás crímenes sin resolver, no digamos los cometidos por los llamados delincuentes de cuello blanco definitivamente debería ser una seria llamada de atención para las autoridades locales y estadounidenses y reconsiderar la medida de bautizar y colocar a nuestro país como un Tercer País Seguro, sin mencionar el Estado de sitio que pesa sobre 22 municipios.

Cómo se atreven a considerar a Guatemala, un país seguro para refugiados inmigrantes de El Salvador y Honduras, cuando países como México, y el mismo Honduras y El Salvador han dicho que esta consideración y casi orden o imposición de Estados Unidos está fuera de toda lógica y sencillamente no puede ser, pues primero hay que limpiar nuestro país para poder ofrecer garantías a los migrantes que no son recibidos en las tierras del Tío Sam.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Agencias
Chamán que asaltó el Capitolio lleva días sin comer en prisión

Su mamá reclama que no le dan alimentos orgánicos.

noticia Salomón López / DPI 2564 80907 0906
Carta al presidente de la República
noticia Sputnik
Trump dice que habrá un traspaso de poder ordenado para el 20 de enero


Más en esta sección

5 minutos

otras-noticias

Álvaro Colom es internado por complicaciones de salud

otras-noticias

Niegan libertad condicional a exjefe de la SAT

otras-noticias

Publicidad