[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editoriales

La reconciliación turco-rusa

opinion

César Leonel Mejía Rodríguez / DPI 1876 03146 0101

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, reiniciaron las relaciones diplomáticas entre sus dos Estados, después del incidente del año 2015 en el cual fuego antiaéreo turco derribó un avión ruso, en el marco del conflicto armado en Siria.

Este reinicio de relaciones, se da poco después del intento de golpe de Estado en Turquía, donde se pretendía deponer al gobernante turco por medio de una asonada militar. Turquía inició una purga de funcionarios militares, judiciales y civiles, a los que acusa de participar en el golpe dirigido por el enemigo de Erdogan, el líder religioso Abdullah Gulen, quien se encuentra en Estados Unidos. Turquía pidió a Estados Unidos extraditar a Gulen, a cambio de que Estados Unidos no sea acusado de conspiración en el golpe. Pero las medidas punitivas que ha tomado Erdogan tras el golpe, le ha ganado las críticas de la Unión Europea y Estados Unidos exige pruebas de la participación de Gulen en el fallido cuartelazo. Independientemente de cómo se den las relaciones de poder entre los turcos, a Estados Unidos y sobre todo a Europa, les conviene mantener la estabilidad política en Turquía. Tanto Turquía como Rusia son la frontera con los conflictos en el Medio Oriente y con el terrorismo de ISIS, y muchos refugiados de Irak y Siria se están quedando en Turquía, por lo que no es conveniente desestabilizar al Estado turco.

De hecho, la alianza turco-rusa, será la mejor garantía de que el terrorismo fundamentalista islámico no entre de lleno en Europa, por lo que también Estados Unidos y Europa deben considerar mantener la estabilidad en Rusia. Con los rusos hay detalles pendientes como la anexión de la Península de Crimea hace dos años y el hecho de que Rusia no permita que Ucrania participe en la Unión Europea y en la OTAN, por considerarla todavía en esta época post guerra fría, como parte de su zona de influencia, por lo cual Estados Unidos impuso sanciones económicas a los rusos, pero esos detalles tendrán que resolverse por la vía diplomática. Pero Europa debe hacer todo por apoyar a Turquía y Estados Unidos, colaborar no tratando de desestabilizar a Rusia. De la alianza turco-rusa y de la colaboración entre las potencias, sobre todo, Alemania, Francia y Estados Unidos, depende en gran medida que el mundo libre de Occidente se mantenga, ante la gran amenaza que representan el terrorismo y el fundamentalismo islámico en Medio Oriente y África.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Los gigantes tecnológicos cada vez más poderosos y cuestionados

La pandemia no solo ha reforzado a los gigantes tecnológicos, sino que también ha aumentado la sensibilización sobre la necesidad de regular estos conglomerados 2.0.

noticia Cindy Espina > cespina@elperiodico.com.gt
El COVID-19 aumenta en silencio

El personal de salud empieza a ver cómo nuevamente las camas se llenan, los insumos se agotan y los medicamentos son insuficientes.

noticia AFP
Bayern busca reivindicarse

Eliminado contra todo pronóstico el miércoles en dieciseisavos de la Copa de Alemania por un club de segunda división, el Bayern Múnich, líder de la Bundesliga, tiene la oportunidad de despertar el domingo en su estadio ante el Friburgo (8º).

 



Más en esta sección

5 minutos

otras-noticias

360° A vuelo de pájaro

otras-noticias

No a la represión a nuestros hermanos

otras-noticias

Publicidad