[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editoriales

¿Para qué quitar los candados?

opinion

El equipo de transición del presidente electo, Jimmy Morales, está buscando que el Congreso quite las restricciones al Presupuesto del Estado, conocidas popularmente como candados. Estas han sido necesarias para garantizar el uso de los fondos públicos hacia ciertas asignaciones presupuestarias, como educación y salud, y así evitar que puedan ser transferidos. El equipo de Morales justifica que con candados no se puede gobernar. Es cierto que el Estado necesita ganar más autonomía en sus decisiones, para irse liberando de la captura de ciertos sectores políticos y económicos, como empresarios y sindicatos, que tienen sus intereses en ciertas áreas. Sin embargo, el futuro gobierno no debe olvidar que el Estado funciona como lo hace una familia promedio. Hay gastos que ninguna familia puede evadir para su desenvolvimiento normal, por ejemplo, el pago de la energía eléctrica, el pago de agua, los gastos de alimentación, la compra de calzado y vestido y, en su caso, la compra o la renta de una vivienda. En este sentido, igual funciona el Estado, pues hay servicios esenciales que no puede evadir: la emisión de documentos de identificación personal, la educación, la salud, la seguridad, el control del tránsito, la construcción de infraestructura, la impartición de justicia, facilitar la creación de empresas privadas, cobrar impuestos, el monitoreo del cumplimiento de contratos y obligaciones contraídas por diversas entidades, personas e instituciones, nuestra representación ante países y organismos internacionales y, en general, hacer cumplir las leyes y reglamentos. Tareas esenciales, descuidadas por la mayoría de gobiernos en los últimos 20 años, que se dedicaron más a comerciar con los bienes y necesidades públicos, tal como lo demuestra el caso de la banda “negociantes de la salud” en el IGSS. Jimmy Morales no tiene que olvidar eso, si quiere rescatar al país.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Empatía es necesaria para frenar la pandemia
noticia Geldi Muñoz Palala/elPeriódico
Mercado de seguros creció 3.7 por ciento en 2020

La pandemia redujo las proyecciones del mercado y aumentó la siniestralidad en el rubro de vida.

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Retiran inmunidad a la jueza Carolina Contreras por caso Fugas del SP


Más en esta sección

Cabecitas de Algodón pide ayuda para su mantenimiento

otras-noticias

Mujeres se manifiestan contra los femicidios en Guatemala

otras-noticias

Capturan a cuatro hombres por la muerte de dos mujeres en Jalapa

otras-noticias

Publicidad