[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editoriales

Fin político: anticorrupción

opinion

Algunos opinan que la población le está dando poca importancia a las elecciones, pero no es así. Le da un valor estratégico y no categórico, a sabiendas que esto apenas empieza. Las gestas de abril para acá han venido formando y madurando a las reales fuerzas vivas del país que vienen reclamando acabar con la corrupción.

Muchos de la “clase política” no se dan por enterados. Siguen pasteleando en el Congreso y la señora Torres vadeando en su mundo con una planificación –de las que nunca se cumplen– de un partido de la socialdemocracia prostituido, con una historia de cuatro años de saqueo, acuerdos espurios con otros Poderes y, particularmente, el manejo que hizo de su figura prepotente y oportunista al estar cerca del poder y gastarse millones en bolsas de alimentos y becas que desviaba de otros sistemas gubernativos. No ha habido candidato que haya logrado más cercanía con los fondos del Estado, a pesar de la competencia de Baldizón en el Congreso, con el colofón novelesco y dramático de divorciarse de aquel que descansa en el Parlacen, para casarse con el pueblo. Por supuesto que tiene “experiencia”, pero de las políticas sin ética, en donde la moral no pasa por las cabezas de su partido. Es un producto de la politiquería que queremos desterrar, pues ya están envenenados de su propia miseria.

El señor Morales tampoco la tiene fácil. No ha ejercido el poder y se le arguye desconocimiento del Estado. Pero para el pueblo eso es secundario, pues encontrará personas capaces si reconoce las cualidades de los otros. Lo que deberá demostrar es lo se declara: ni corrupto ni ladrón. Que no es corrupto si da el ejemplo de echar al primer funcionario que le falle, sin excepción, ni permita negocios sucios o le dé prevalencia a la demagogia y la mentira, sobre la verdad y lo justo; si no empieza a poner a la familia y los cuatachos en el Gobierno; si es firme en eliminar gastos superfluos y trasladarlo a necesidades de primer nivel y, sobre todo, si se propone construir un Gobierno del Estado confiable, eficiente, técnico y comprometido con la decencia. La ciudadanía, en consecuencia, no percibe las elecciones como un fin en sí mismo, sino como un paso para acabar con la corrupción, a sabiendas de que falta el Congreso y ver si los abogados se ponen decentes en el Organismo Judicial, o también se buscarán las formas para lograrlo. La tarea que tiene enfrente el señor Morales es de tal magnitud que corre el riesgo, pues ya se nos quitó lo baboso, de hacerle compañía a Pérez Molina. La señora Torres hizo su propio camino al andar por la vía del clientelismo, de regalos a cambio del voto, por lo cual, no lo dude, como aquel que soñó y no le tocó… TampocoLeToca.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Retiro “gamer”: ZooMaa cuelga el control

Una lesión obliga al jugador profesional de videojuegos a retirarse a los 25 años.

noticia
Samsung presenta las últimas innovaciones para una mejor normalidad en CES 2021
noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
BI firma convenio con el TSE para otorgar préstamos a sus empleados

Los intereses serán de los más bajos del sistema bancario.



Más en esta sección

Hermano de diputada Sofia Hérnandez es hospitalizado en el San de Dios

otras-noticias

Salud publica nuevos horarios para centros comerciales, supermercados y mercados

otras-noticias

Muere por coronavirus ministro de Defensa colombiano, Carlos Holmes Trujillo

otras-noticias

Publicidad