[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

La ruta de la imaginación

opinion

Lado B

La culpa, me repito, la tiene Marco Polo. Si bien no fue él quien inauguró la Ruta de la Seda –ese laberíntico trayecto que terminó uniendo con los siglos el Occidente con el Oriente, gracias a Gengis Khan y sus bárbaras invasiones– sí podríamos decir que fue él quien le otorgó su consistencia mítica, el que pobló de maravillas la vía entre Venecia y Pekín, pasando por otras partes. Por supuesto no solo tejidos, especias y prodigios circularon por ahí, también circularon las pestes, los virus, las pandemias. Pero a partir de Marco Polo, el mundo se convirtió en una aventura necesaria, en algo que todos hemos querido alguna vez recorrer para llenarnos los ojos de asombro, a pesar de la fiebre y la gripe.

En los últimos días, me llegan mensajes, en donde me recomiendan quedarme encerrado en mi casa comiendo espaguetis y leyendo a Boccaccio, a Camus, a Defoe. Soy incondicional de estos últimos, pero ponerme a leer historias sobre la peste negra, no me parece la mejor manera de aplacar mi hipocondría y mi angustia. De acuerdo, El Decamerón no habla necesariamente de enfermedades, pero odio ponerme a leer libros que las circunstancias convierten en obligatorios. Así que buscando entre ese desorden de volúmenes que yo llamo “mi biblioteca”, apareció por ahí El libro de las maravillas de Marco Polo y decidí que esa era la lectura ideal para pasar la cuarentena. Ahora que las fronteras se cierran y desplazarse a comprar cigarros a la tienda de la esquina se convierte en una aventura mortal, recorrer la Ruta de la Seda de la mano de su cronista más portentoso nos proporciona esas dosis de oxígeno necesarias para enfrentar la claustrofobia.

Marco Polo salió a los 16 años del puerto de Venecia hacia a China y regresó cuando ya pasaba los 40. A su lado Jack Kerouac, el apólogo de los caminos y las carreteras, es niño de brazos. Ambos estuvieron en la cárcel, bien es cierto. Uno por consumir sustancias extrañas, el otro por contrabandista. Y a los dos, por supuesto, los han acusado de farsantes y mentirosos. Sin embargo, quien se aventure en el Libro de las maravillas, decía su copista Rustichello de Pisa, “deberá creerlo todo, pues desde que Dios modeló a Adán, nadie ha visto, conocido y estudiado tantas cosas de las distintas partes del mundo, como micer Marco Polo, nadie hizo tantos viajes ni tuvo tantas ocasiones de ver y comprender”.

Fue en prisión, es decir en el aislamiento obligatorio, que Marco Polo le dictó a su compañero de celda Rustichello, la historia de sus viajes. Se había enfrentado a los descendientes de Gengis Khan, había hecho carrera política en Mongolia, había sido juez de instrucción de asuntos secretos en China, marino en los mares del sur, había salido ileso de pestes y guerras y era posiblemente el único occidental que había visto de cerca animales fabulosos como las jirafas. Y ahí estaba preso, jodido y enfermo y la única manera de escapar y de volver a ser testigo de las maravillas del mundo era mediante la imaginación. A nosotros, nos queda Internet, aunque ya no nos asombre.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes
Ampliación del Estado de Calamidad sigue sin resolverse

El pleno del Congreso no logró los votos necesarios para ratificarlo en la sesión realizada hoy.

noticia Adolfo Méndez Vides/Viaje al centro de los libros
Memorias de Aurora Cáceres

Méndez Vides se adentra en la vida de la escritora peruana, conocida por su obra feminista. Además, tiene conexión con Guatemala, ya que fue esposa de Gómez Carrillo.

noticia Juan José Micheo Fuentes
Atascos vehiculares, una pesadilla para los capitalinos

No es justo ni responsable hacerse de la vista gorda y dejar que las colas aumenten año con año hasta llegar al grado que haya un colapso.



Más en esta sección

Arsenal desafía al Tottenham

otras-noticias

Aumenta el presupuesto de los Juegos Olímpicos

otras-noticias

Municipal busca revalidar el título

otras-noticias

Publicidad