[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

“Leer es para burgueses”

opinion

VIAJE AL CENTRO DE LOS LIBROS

El grito insólito de unos cuantos jóvenes mexicanos oxidados y confundidos por la ira, que en la marcha anual 43 de Ayotzinapa se dispusieron a quemar librerías, bajo el lema de “Leer es para burgueses”, impactó profundamente al sector que ama los libros. Las fotografías que circulan en las redes sociales y los medios de comunicación del evento congelan la sangre, no era imaginable en el vecino país una mancha de jóvenes intentando quemar librerías, lanzando llamas, rompiendo vidrios.

La acción indignante recuerda a los nazis y al Santo Oficio, porque los libros son la llave del conocimiento, poder que libera, mientras la violencia y actos incendiarios, son salvajismo puro que promueve la ignorancia y la esclavitud.

Los estudiantes burgueses se oponen a los libros por ser materia de burgueses, afirmando que “El acceso a la educación sigue siendo un problema de clases”, y que “La lectura subsumida al mercado de lucro hace que la acción de leer se vuelva un lujo burgués”. Y toda una sarta de argumentaciones que nos devuelven a los fundamentalismos o totalitarismos, porque el mundo de los libros abre la conciencia sin frontera, y enseña a los lectores a tener la mente fértil, y a no discriminar. El “Leer es para burgueses” contiene aguda discriminación, porque los libros son para todos. Cada quien se aproxima a los mundos de las ideas según su circunstancia, sean obreros, burgueses o aristócratas.

Quienes leen poco, pueden caer encuadrados en una orientación, creer que ese punto de vista es toda la realidad y someterse. Están mal, porque los libros son abiertos como el universo, un espacio donde hay cabida para todas las mentes, y el hombre, mientras más lee, más libre es.

La librería Gandhi, una de las más poderosas en el vecino país, reaccionó con tolerancia, informando a su clientela que ya habían hecho las reparaciones y que continuarían operando como siempre, plantando otra frase vigorosa: “Si hay libros, todavía hay esperanza”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Dirigente opositor reclamado por Caracas denuncia “persecución” de Maduro

El dirigente opositor venezolano Leopoldo López, exiliado desde octubre en España, denunció estar siendo perseguido por el gobierno de Nicolás Maduro después de que la corte suprema de su país haya solicitado su extradición.

noticia EFE
Sophia Loren gana el David de Donatello a los 86 años

La intérprete de La vida por delante fue reconocida como Mejor Actriz en la gala cinematográfica más importante de Italia.

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Presidente anuncia que se iniciará la segunda fase de vacunación el próximo martes

De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Lluvias afectaron a más de 70 mil personas en las últimas 24 horas

otras-noticias

Israel pasa la página Netanyahu y entroniza a Bennet como jefe de gobierno

otras-noticias

Compra de hospitales campaña que anunció Giammattei sigue siendo incierta

otras-noticias

Publicidad