[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

No hacer nada

opinion

lucha libre

Es un lujo salir de vacaciones; tener dinero para la gasolina, el hotel y comer afuera. La mayoría de las personas ni siquiera tienen feriado toda la Semana Santa. Muchísima gente trabaja el doble durante estos días. Todos los servicios de hoteles y restaurantes en lugares turísticos permanecen abiertos más horas de lo normal. En La Antigua Guatemala se improvisan todo tipo de negocios. La gente que vive en el centro abre las puertas de su casa y acomoda el garaje para vender ceviche, micheladas, piñas coladas, candelas, recuerdos de cucuruchos o dulces típicos. Los terrenos baldíos se vuelven parqueos. La gente alquila hasta el baño de su casa con tal de agenciarse de algo de dinero extra.

Así que mientras unos, los privilegiados descansan; a otros les toca jornada doble. Incluso los ladrones aprovechan estos días para vaciar casas enteras que previamente han vigilado y que saben que se han quedado solas. Los carteristas sacan celulares y billeteras en la apretazón de las procesiones. Los carros que se quedan toda la noche en las calles suelen amanecer con los vidrios rotos o sin batería. Y hasta los policías, a quienes ponen a custodiar playas con aquellos trajes negros re calientes, aprovechan y montan puestos de registro que en realidad son de asalto, pues no hay problema que no se resuelva con una buena mordida en efectivo.

Aquellos que no viajan y se quedan en la ciudad capital pueden escoger entre ir a ver procesiones al centro o disfrutar de pasear por calles milagrosamente vacías y silenciosas. Los feriados también se pueden usar para muchas cosas; arreglar la casa, terminar algún trabajo atrasado, compartir con la gente que queremos, cocinar rico, meterle tiempo al jardín, bañar al chucho, pasar un trapo entre los libros o simplemente no hacer nada. Aunque ese no hacer nada, es muy relativo porque para quienes tenemos familia, es casi imposible mantenerse tranquila sin tener que andar atendiendo hijos. No hay manera de que no se acumulen trastos, que no dé hambre, que no haya que hacer comida, pasar un trapo, sacar la basura, etcétera. Quedarse en casa es trabajar sin remuneración económica.

Los guatemaltecos tenemos la suerte de tener cerca un montón de lugares increíbles para visitar. Estamos llenos de sitios arqueológicos: muchos pasan desapercibidos, son muy poco visitados o están prácticamente olvidados. Tenemos lagos, unos más sucios que otros, ríos hermosos y otros contaminados. Están los mercados llenos de cultura viva, colores increíbles y sabores únicos. Podemos cambiar de clima con solo desplazarnos un poco. Nunca está lejos un bosque, una montaña, un cerro o una catarata. Y hasta aún tenemos la selva, ese manto de fauna y flora que desaparece a pasos agigantados por los incendios y la codicia del hombre.

Lo cierto es que descansar, desconectarse de todo, salirse unos días de la rutina del trabajo y del deber ser, es de lo más sano que existe. Nuestra salud mental depende en muchas maneras de nuestra capacidad de no tomarnos tan en serio la existencia.

No hacer nada también es bueno.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia José Luis Chea Urruela
¿Auténtico líder o “fake” Vicepresidente?
noticia San Francisco | EFE
Bezos elige al director de su fondo climático de 10.000 millones de dólares

En una entrada en Instagram, el multimillonario anunció el nombramiento de Steer, quien hasta ahora ocupaba los puestos de presidente y consejero delegado de laboratorio de ideas especializado en cuestiones medioambientales World Resources Institute.

noticia Édgar Pocón/elPeriódico
Galería: Matilisguate rosa

De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

EE.UU. admite una crisis en el suministro tras el ciberataque contra oleoductos

otras-noticias

Barcelona se despide de la Liga

otras-noticias

Miles de vacunas compradas por el gobierno vencerán en junio

otras-noticias

Publicidad