[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

La nueva ilustración

opinion

Viaje al centro de los libros

La exposición de libros en las mesas del gran mercado empieza a dar muestra de cambio, luego de una tendencia a adaptarse sin voluntad al dominio del gusto cuantitativo de la masa. Las pequeñas librerías especializadas fueron desplazadas por los supermercados y tiendas de departamentos, que solo exponen lo que se mueve, mezclando los grandes éxitos con las grandes obras de la literatura, consumo y arte, y hasta los sellos tradicionales se adaptaron a la masa como quien vende zapatos al gusto de la moda. Y lo peor es que los autores también se adaptaron y las librerías empezaron a llenarse de propuestas de cómo triunfar en la vida, o no dejarse vencer, o distraer con aventuras y actos de transgresión de conducta, para triunfar en contra del supuesto destino impuesto. Digamos que la banalidad se regó en las librerías, y aún hoy se ingresa a las mejor surtidas en el mundo y se siente tristeza al tener que hurgar entre textos magníficos expuestos contradictoriamente al lado de innombrables.

Pero la humanidad se cansa del vacío, de la falta de arte, de lo que no conduce el espíritu a la cumbre, y ya se advierte un retorno a las grandes obras, porque en las librerías de culto domina el retorno a los clásicos de todos los tiempos, los de la Edad Antigua y modernos. Griegos y romanos, alternan con el redescubrimiento de Fernando Pessoa, Kafka, Borges, Cavafis, Marcel Proust con su búsqueda del tiempo perdido, Camus y Sartre, y hay un notorio interés por los filósofos, por Heidegger, Schopenhauer, Foucault, así como un retorno a la lectura de obras facsimilares con la descripción de las prácticas de la vida cotidiana en los tiempos idos, lo que evoca cierta nostalgia por lo grande, y cierto cansancio de banalidad.

El mundo está pidiendo nuevamente grandes logros, obras inteligentes, porque aunque se ha extendido la masa, también hay luces de una nueva ilustración. Se respira la aparición de una literatura deslumbrante tras un verano extendido suscitado por la severa experimentación e intelectualización del siglo XX.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Editorial
Horror en la frontera
noticia Ferdy Montepeque/elPeriódico
SCM acreditó experiencia con empresas sin registro

A la constructora se le adjudicó la construcción del rompeolas en la EPQ.

noticia AGENCIAS
Harris anuncia compromiso de inversiones para Centroamérica

Doce empresas y organizaciones anuncian compromisos para apoyar el desarrollo económico en el Triángulo Norte.



Más en esta sección

Escasez de “chips” costará US$200 millardos

otras-noticias

Magistradas se oponen a que Valdés conozca amparo de Juan Francisco Sandoval

otras-noticias

Pimentel negocia proyectos energéticos con México

otras-noticias

Publicidad