[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

El poeta Arango

opinion

Viaje al centro de los libros.

Los vientos fríos de noviembre se llevaron hace 17 años a Luis Alfredo Arango, el poeta de los barriletes, esos frágiles artefactos de papel que como poemas vuelan cuando se rompe el hilo. El poeta nació en Totonicapán en 1935, tierra a la que volvieron sus restos al inicio del nuevo milenio. Como Martí, fue maestro. Enseñó a los niños en el área rural, actividad sagrada a la que siguió el dibujo publicitario, recurso digno que le permitió vivir escribiendo la poesía sensible y narrativa poética que nos legó. El 3 de noviembre del 2001 se marchó como el Quijote, pensando que su vida fue una lucha constante contra sus molinos de viento, los zopilotes. Luis Alfredo era larguirucho, hablaba suave y pausado, se reía con recato y opinaba tal y como escribía, con sensibilidad. En su novela poema Después del tango vienen los moros dejó escrito que: “Somos un

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso.

Disfruta de acceso ilimitado a la versión digital por Q1/mes

Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Hallan a 13 migrantes en Chiquimula
noticia EFE
«Proyecto Silverview», el libro secreto de John Le Carré que exhibe un legado amargo
noticia Rony Ríos/elPeriodico
Empresa vinculada a asesor de Giammattei ha recibido Q185 millones


Más en esta sección

Justicia climática y resistencia indígena

otras-noticias

Cremas clasifican a la final con muchas dudas

otras-noticias

Mbappé se queda y se burla del Madrid

otras-noticias

Publicidad