[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Miguel Ángel Asturias

opinion

Viaje al centro de los libros.

Hace 119 años, el 19 de octubre de 1899 nació Miguel Ángel Asturias en la ciudad de Guatemala, en pleno cambio de siglo, aspecto que emulará su obra, porque fue también un parteaguas. En su obra literaria dibujó con claridad el cambio de modo, porque en El Señor Presidente logró escribir una novela del siglo XIX, con la revolución del XX, enlazados con un estilo particular y único que lo hizo destacar mundialmente, y el mundo se lo agradeció otorgándole hace 51 años el Premio Nobel de Literatura, que se le concedió casi como regalo de cumpleaños. Octubre es mes para celebrar su natalicio y el Premio Nobel.

Miguel Ángel Asturias fue creador genial, aún no superado e incomprendido en casa. Su logro fue que escribió una obra perdurable, que estará expuesta al vaivén de los siglos, porque pasará por períodos de luz y de sombra, como ha sucedido con las mejores obras en el género.

Su gran novela es lectura obligatoria en la educación media, pero es enseñada por maestros que no siempre lo han leído ni entienden, quienes trasladan a los alumnos su propio aburrimiento, y al no estar listos para una obra mayor los vacunan en su contra. Para disfrutar la gran novela guatemalteca hay que ser ya lectores instruidos, porque sus páginas elevan el espíritu, pero para saborear la mejor literatura se requiere cierta madurez, dominio del instrumento de lectura. El Señor Presidente es una novela inagotable, deliciosa, donde se estimula todos los sentidos, llena de sueños, resentimiento, olor a incienso, sombras, campanas y traición.

Así como Pérez Galdós retrata Madrid, Dickens a Londres y Balzac a París, Asturias dibuja la vida y calles de la ciudad de Guatemala, y en sus páginas están contenidas las señas de nuestra identidad.

Asturias dejó muchas obras, pero El Señor Presidente está viva, porque en ella reside la experiencia de la identidad guatemalteca, con sus rabias, resentimientos, miedos y universalizó nuestra sensibilidad.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Mónaco gana y presiona

El Mónaco, liderado por su dúo ofensivo Wissam Ben Yedder-Kevin Volland, consolidó la cuarta plaza al encadenar un tercer triunfo consecutivo, esta vez por 3-2 en Montpellier, este viernes en la apertura de la 20ª jornada de la Ligue 1 francesa.

 

noticia Méndez Vides
Dos novelas de Amin Maalouf

Viaje al centro de los libros.

noticia Redacción
Video. Crean corrido sobre campesinos detenidos por cortar pacayas

De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Iztapa reporta masivos contagios de COVID

otras-noticias

Inter festeja el título con goleada

otras-noticias

Chelsea vence al Manchester City y le manda un aviso

otras-noticias

Publicidad