[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

¿Orden, justicia o libertad?

opinion

EL BOBO DE LA CAJA

Hace añales, en una cátedra para principiantes sobre sistemas políticos comprados aprendí que, muy a grandes rasgos, la gestión de los gobiernos oscila en torno a tres valores contrapuestos entre sí: orden, justicia y libertad.

¿Cuál de los tres es el de más peso? ¿A favor de cuál se posicionaría usted si lo obligaran a optar por una sola de entre estas tres categorías?

No se precipite. Piénselo despacio. Tenga en cuenta que cada quién habla de la fiesta según cómo le va en ella, y ese relativo grado de bienestar o malestar depende no sólo del tipo de sistema político bajo el cual vivimos sino, sobre todo, del lugar específico que ocupamos dentro de la pirámide socioeconómica.

Y es que no basta con preferir en lo personal un sistema y discriminar a los otros dos. Es importante, además, procurar que el resto de ciudadanos disfruten también de sus beneficios –y rehúyan a la vez sus embates–, igual que como lo hacemos nosotros.

Dicho de otro modo: el bienestar del prójimo repercute de muchas maneras en el nuestro, lo mismo que su malestar. En eso consiste pensarnos no como individuos, ni como familias cerradas, sino como ciudadanos de un Estado, o mejor aún, como vecinos compartiendo un mismo planeta.

La alternativa opuesta sería exterminar a las masas prescindibles, deshacerse de los parias. Eliminarlos. Borrarlos del mapa. Cuánta gente poderosa sigue aferrada a ‘soluciones’ así. Pareciera como si los 36 años del conflicto armado no hubieran dejado en ellos ninguna lección. Por tarados así es que la palabra genocidio suena, aún hoy, a sangre fresca, a llaga abierta, a herida no sanada.

Orden. Justicia. Libertad. Guatemala se ha decantado históricamente a favor del orden, a tal grado y por tanto tiempo que nuestra cultura considera la injusticia y la restricción de libertades como rémoras hasta cierto punto aceptables: el precio a pagar a cambio de una estructura dentro de la cual, mal que bien, parasitamos.

Hemos terminado acomodándonos al sistema, prendidos de él como garrapatas, cavando trincheras de privilegio e impunidad a nuestro alrededor, en desmedro del entorno y en menoscabo de oportunidades a las que tienen derecho también los demás.

De ahí que el combate a la corrupción nos resulte, a la larga, tan escabroso. La mayoría quiere una limpia del sistema, pero nadie parece dispuesto a perder su posición… y muy pocos se atreven a reconocer que esta gangrena nacional acaba, de una manera o de otra, implicándonos a todos.

Quien no transa, no avanza, solemos decir. Hay cosas que sencillamente no se logran por las buenas. Sólo con trinquete. Y en esta dinámica perversa, que nos carcome y nos atraviesa, los únicos que se salvan son aquellos dejados al margen (que en Guatemala se cuentan por cientos de miles) y viven como pueden y de lo que pueden, abandonados a su suerte allá donde el Estado no llega, víctimas de una urdimbre de privilegios que les cierra las puertas, y del que nos alimentamos todos los demás.

¿Justicia? ¿Libertad? El orden es lo nuestro. Y no cualquier tipo de orden, sino uno bastante torcido, cuya lógica siniestra se expresa a través del miedo y de la fuerza.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Favoritos ganan en el torneo de Barcelona

El español Roberto Bautista (número 11 del mundo), el canadiense Denis Shapovalov (N.14) y el belga David Goffin (N.12) sellaron su pase a los octavos de final del torneo de Barcelona de tenis, conocido popularme como torneo Conde de Godó, este martes.

 

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Declaran prófugo de la justicia a Mynor Moto

El Juzgado de Mayor Riesgo “D” ordenó el arraigo del exjuez Mynor Moto. 

noticia EFE
Viajar siendo negra: un libro sobre la identidad en movimiento

La autora habla acerca de la discriminación, el duelo y la empatía en el libro que cuestiona los sistemas migratorios del mundo.



Más en esta sección

Uber sale de los números rojos y gana 1.036 millones de dólares en lo que va de 2021

otras-noticias

Sony ganó 1.310 millones de euros entre abril y junio, un 8,9 % más

otras-noticias

Microsoft exigirá prueba de vacunación para acceder a sus oficinas en EE.UU.

otras-noticias

Publicidad