[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

La generación del 70

opinion

Lado b

La explosión cultural que se vivió en el mundo durante el turbulento año de 1968, tuvo de cierta manera consecuencias directas en una sociedad guatemalteca que se debatía en ese momento entre el conservadurismo feroz y las libertades de costumbres que se filtraban tímidamente por las fisuras que dejaban descubiertas la represión y la dictadura. Hubo consecuencias políticas, sobre todo en el protagonismo que fue adquiriendo el movimiento estudiantil, pero también culturales que marcarían definitivamente los años por venir. Las más importantes, a mi parecer, fueron la discusión sobre el papel que jugaba (o debería jugar) el arte en una sociedad como la nuestra y una sensibilización a nivel de los creadores sobre la necesidad del cambio y la ruptura. Es el momento del surgimiento del grupo Vértebra en la pintura con Quiroa, Rojas y Cabrera; de la galería DS de Danny Sheaffer y Luis Díaz; de las composiciones atonales de Joaquín Orellana; del teatro experimental y de denuncia de Hugo Carrillo y Manuel José Arce; del primer festival masivo de música rock; del grupo Nuevo Signo, con poetas como Roberto Obregón y Luis Alfredo Arango entre sus filas; y de la revista Alero de la Universidad de San Carlos, que reunía en su staff nombres como el de Marco Antonio Flores, Margarita Carrera, Arnoldo Ramírez Amaya y José Mejía. En fin, referencias que se me vienen a la cabeza, luego de leer Tierra Adentro (Editorial Cultura, 2018), un libro en donde Luis Eduardo Rivera nos ofrece algunas reflexiones sobre la literatura nacional, centrándose sobre todo en la llamada Generación del 70, a la cual él pertenece.

 

Tierra Adentro, es un libro que ha aparecido de forma discreta justo en el año en que se celebra el medio siglo del 68. Podríamos decir que es un primer balance sobre las consecuencias en la cultura (específicamente en la literatura) de aquella época emblemática, en donde el autor examina una serie de nombres y de títulos que van a marcar de manera decisiva el rumbo que tomarán las letras nacionales hasta nuestros días. La Generación del 70 tiene su origen en una serie de escritores que comienzan a reunirse en torno a la revista Alero -en su primera época- y que, por supuesto, comparten algunas preocupaciones comunes. Ahí están en principio, además del staff mencionado, Luis de Lión, Mario Roberto Morales, Ana María Rodas, Enrique Noriega y el mismo Rivera. Hay otros nombres que se irán agregando por amistad, por accidente o por pura coincidencia temporal, como Dante Liano, Raúl de la Horra o Fernando González Davison. La verdad es que lo menos importante es quién se juntaba con quién, sino la construcción de una literatura que va por el mismo rumbo y comparte, digamos, el mismo deseo de ruptura con las formas convencionales, algo así como la gran herencia del 68. Las desavenencias se dan sobre todo en el trato personal y en el de las posiciones políticas.

Luis Eduardo Rivera nos ofrece un recorrido ameno, casi un viaje sentimental, por una época que nos legó obras como El tiempo Principia en Xibalbá, los Poemas de la izquierda erótica, Los compañeros, Los episodios del vagón de carga, Jornadas y otros cuentos… Una lectura, diría imprescindible, para comprender nuestra historia contemporánea desde las propuestas estéticas. Una razón de más para visitar la Feria del Libro (Filgua), abierta hasta el próximo domingo en el Fórum Majadas.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Serena Williams debuta con triunfo en Parma

La estadounidense Serena Williams (8ª del ranking mundial) se deshizo de la joven italiana Lisa Pigato (17 años) con un rápido 6-3, 6-2 este lunes en la primera ronda del torneo WTA 250 de Parma.

 

noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
Galería: feligreses celebran a los Reyes Magos

Las autoridades de la Parroquia Divina Providencia estarán cumpliendo con un protocolo de seguridad durante la actividad.

noticia AFP
Indonesia confirma naufragio de submarino desaparecido con 53 tripulantes

Las autoridades estimaron que el suministro máximo de oxígeno disponible para los tripulantes en caso de un fallo eléctrico era de 72 horas, plazo que se cumplió a primera hora de la mañana del sábado.



Más en esta sección

Especial Área 3

otras-noticias

Movilizaciones en la ciudad capital

otras-noticias

Corrompido absolutamente, el poder se queda sin poder

otras-noticias

Publicidad