[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Jimmy contra las momias de Guanajuato

opinion

Lado b

El presidente Jimmy Morales no conoce Guanajuato. Lo comentó ayer durante su discurso de inauguración del XI Congreso Nacional de Turismo. Sin embargo, desde que vio de niño la cinta Santo contra las momias de Guanajuato, el topónimo se le quedó rondando en la cabeza. Algún día viajará a la mítica ciudad, escenario de canciones y películas de luchadores, aunque no especificó la fecha. Supongo que es como cuando uno lee la Odisea y le dan ganas de viajar a Ítaca. En ese sentido, podemos decir que tanto Homero como el Enmascarado de Plata fueron, además de grandes fabuladores, excelentes promotores turísticos. Un dato que olvidó Morales fue que, en los años setenta, las momias de Guanajuato también aparecieron en La Antigua Guatemala, justo para joderle las vacaciones a Blue Demon y a Superzan, que disfrutaban los encantos de la “ciudad en Rodenbach dormida”. Un estudio interesante sería investigar en qué porcentaje aumentó el turismo en la ciudad colonial, luego del estreno de La Mansión de las 7 Momias. Cosas que se me ocurrieron luego de escuchar el, en verdad, ameno discurso del Presidente.

La verdad es que cuando Jimmy Morales quiere ser chistoso resulta un desastre, pero cuando se pone serio es divertidísimo. Su tontería es lamentable y hasta peligrosa, ya lo sé, pero cuando estoy de buenas no me queda otra que matarme de la risa. Su intervención de ayer es insuperable. Habría quizá que darle crédito al guionista, es decir, al señor que le escribe los discursos, pero estoy seguro que al menos la mitad son las propias aportaciones del mandatario. Ese enrevesamiento verbal y mental, esos silencios que quieren ser dramáticos y resultan absurdos y desconcertantes, esas “moralejas” que jamás vienen al caso, de seguro harían las delicias de Roberto Gómez Bolaños, aka Chespirito.

Aunque tanta algarabía, a veces nos hace olvidar el mensaje subyacente. Es decir, lo que la tontería y los malos chistes maquillan o esconden. Jimmy es la carnavalización de la ideología militar que ha sobrevivido a todo tipo de negociaciones y acuerdos. Ya no es el momento del generalote haciendo temblar a la audiencia con su tono cavernario, sino el del cachimbiro endomingado que, con voz engolosinada, nos vende la dictadura como si nos estuviera vendiendo la cura contra la calvicie y la disfunción eréctil. Lo que Morales perpetúa en cada discurso es la lucha contra el pensamiento crítico. Si Guatemala va mal y el turismo nos abandona por el aumento extremo de la violencia, no es culpa de la corrupción del Estado y sus funcionarios, sino de los que hablan mal del país y ponen en evidencia la terrible situación por la que atraviesa. Jimmy lo plantea de esta manera, a través de una moraleja entre cínica y estúpida: un señor le vende un camello a otro y lo estafa irremediablemente, cuando el comprador reclama, el estafador le dice que no hable mal de su camello porque entonces no podrá venderlo. Con la inteligencia que lo caracteriza, el Presidente interpreta que no hay que hablar mal de nuestras playas y que si la arena volcánica nos quema los pies, no nos quejemos, sino que invitemos a los extranjeros a que vengan a vivir la experiencia. Bueno, después se queja de que es la prensa la que quiere hundirlo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Alexander Valdéz/avaldez@elperiódico.com.gt
Consejo de la Carrera Judicial inicia proceso para destituir a Moto

El exjuez se encuentra prófugo de la Justicia y tiene activas dos órdenes de captura.

noticia Fotografía/elPeriódico
Resumen del día en imágenes
noticia EFE
Hallan una primera impresión “pirata” de una obra de Lope de Vega

Investigadores de universidades españolas encontraron una primera versión de la obra “El castigo sin venganza”, de Lope de Vega, que luego el autor descartó, y que fue editada ilegalmente.



Más en esta sección

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

La Rebelión de Abril enterró la sucesión dinástica de Rosario Murillo

otras-noticias

Ministra de Salud da positivo a COVID-19

otras-noticias

Publicidad