[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Censos y curiosidades de la capital

opinion

SOBREMESA

Según datos de los censos de la época, la antigua capital de la Capitanía General de Guatemala estaba habitada por 13 mil almas en el año de 1782, precisamente 16 años después de haberse fundado la capital del reino en el nuevo valle llamado De las Vacas o De la Virgen.

La edificación de la ciudad se inició en el barrio de la Parroquia Vieja, en el antiguo poblado de la Ermita, cerca del camino que llevaba al Golfo Dulce y cerca de los grandes llanos en donde pastaba el ganado vacuno.

Para 1847, precisamente el año en el cual el presidente Rafael Carrera constituyó la República de Guatemala, la capital tenía 30 mil habitantes. Era una ciudad descuidada y vapuleada por los zafarranchos que se libraban constantemente.

Para la llegada del nuevo siglo, en 1900, el gobierno de Estrada Cabrera contabilizó 120 mil habitantes para una extensión de 12 kilómetros cuadrados, seis de Norte a Sur y dos de Este a Oeste: Del Paseo 30 de Junio, hoy Paseo de la Reforma, al Hipódromo del Norte; De la Avenida Elena a la actual 12 Avenida.

El hoy Paseo de la Sexta, dividía, de forma imaginaria, en Oriente y Poniente la cuadriculada ciudad, y la Octava calle, antes conocida como Calle de Guadalupe, en Norte y Sur.

Uno de los primeros edificios públicos construido en el siglo XVII fue el Ayuntamiento, en donde hoy se encuentra el Palacio Nacional de la Cultura.

Detrás de este portal de arcadas macizas y achaparradas, encaladas en blanco, se encontraban las oficinas del Ayuntamiento, lugar desde el cual los criollos ejercían el poder. En este portal estuvo la primera Casa de Recogidas, nombre romántico y eufemístico utilizado para denominar la Cárcel de mujeres.

A lo largo de su corta historia, este emblemático portal recibió varios nombres, como Portal de las Cien Puertas, de las Panaderas, del Señor y, luego, de los Turcos porque muchos inmigrantes sirios y libaneses instalaron ahí sus negocios en la última década del siglo XIX. Se le llamó Portal del Señor porque en el último cubículo, había una capilla que albergaba un óleo inmenso con la imagen devocional de Jesús del Pensamiento.

Bajo estos arcos trabajaron los escribanos o secretarios populares, indispensables en lugares como Guatemala en donde el leer y escribir era un privilegio de pocos.

Este histórico portal, inmortalizado en El Señor Presidente de Asturias, fue mandado a derribar en 1917, pocos días antes del gran terremoto, cumpliéndose así el antiquísimo presagio de que la fatalidad azotaría a la ciudad de Guatemala cuando se derribara el Portal del Señor.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Geldi Muñoz Palala/elPeriódico
IGSS atenderá a trabajadores que fueron suspendidos hasta febrero
noticia AFP
Periodista afgano es asesinado por un hombre armado en una emboscada
noticia AFP
El poder ruso toma medidas ante el éxito de la investigación de Navalni contra Putin

Difundida el martes, esta extensa investigación, acompañada por un video de casi dos horas, con cerca de 40 millones de visionados en YouTube en sólo dos días, acusa al presidente ruso de beneficiarse a través de testaferros de una opulenta residencia a orillas del mar Negro.



Más en esta sección

Las entrañas del poder VII

otras-noticias

Ocho décadas sin James Joyce

otras-noticias

Biden urge aprobar plan de rescate

otras-noticias

Publicidad