[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Farenheit 451

opinion

Viaje al centro de los libros.

Guy Montag es una celebridad. Su rostro iluminado por las llamas brilla en todas las pantallas, en los edificios. Emoticones suben por las pantallas de los espectadores aprobando sus acciones. Solo los inadaptados, los locos, los antisociales son capaces de pensar en escribir en una pared, no se diga ya leer un libro. Pero la curiosidad de ver qué hay entre las páginas que debe quemar vencerá a Montag, y esa tentación le dará un vuelco completo a su vida.

HBO recién estrenó una nueva adaptación de Farenheit 451, la novela de Ray Bradbury que junto a A Brave New World de Huxley y 1984 de Orwell crean la trilogía que permite explicar y entender nuestra sociedad en el siglo de la comunicación. Esta vez Ramin Bahrani adapta y dirige la cinta desde una óptica muy peculiar pero que al final de cuentas no logra transmitir esa angustia por la lectura y la obsesión con las pantallas y el olvido que Bradbury hace en su obra de 1953.

Michael B. Jordan da vida a Montag, y aunque se esfuerza por presentar su conflicto a partir de la lectura y de conocer a Clarisse, una antisocial que sobrevive dando información a los bomberos de lugares donde hay libros para quemar, me parece un Montag muy alienado y en un ámbito tan futurista que se pierde la esencia de la materia prima: no pareciera como algo que nos pueda suceder. Y eso para mí fue un dealbreaker. Me sigue gustando más la adaptación de François Truffaut de hace cincuenta años. Por su parte, Michael Shannon hace de Capitán Beatty.

 La nueva adaptación habla más bien del espectáculo, de la pérdida de la memoria. Quizá no sea la mejor adaptación, pero al menos siempre nos hace regresar a la mítica novela, en particular en días como estos, en los que pareciera que el legado de Jimmy Morales y sus cuadros será solo eso: el olvido de las víctimas que deja tras de sí, desde el incendio del Hogar Seguro, pasando por la erupción del volcán de Fuego, hasta los niños y niñas migrantes. He ahí a tu bombero prendiéndole fuego a la memoria más reciente sin el menor ápice de duda.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Sputnik
Cancillería hondureña dice que retorno de migrantes es masivo
noticia Geldi Muñoz Palala/elPeriódico
IGSS atenderá a trabajadores que fueron suspendidos hasta febrero
noticia AFP
Santos obtiene un gran empate en la Bombonera

El argentino Boca Juniors y el brasileño Santos empataron 0-0 en el partido de ida de las semifinales de la Copa Libertadores 2020 jugado este miércoles en el estadio La Bombonera en Buenos Aires.

 



Más en esta sección

Juventus y Nápoles buscan el primer título

otras-noticias

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

Tiger Woods fue operado

otras-noticias

Publicidad