[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Cortinas de humo y fuego

opinion

EL BOBO DE LA CAJA

Siempre que el achacoso devenir nacional se ve interrumpido por tragedias de fuerza mayor surgen dos fenómenos sintomáticos. El primero es una cortina de humo donde lo urgente no permite ver lo importante: los matices, la letra pequeña, los hilos finos que conforman el tejido de circunstancias al que llamamos “realidad” se desdibujan por el peso de la emergencia y de la catástrofe.

El segundo es que el estado de desgaste y polarización en el que vive inmersa la fauna social chapina se suspende de pronto, dando paso a una avalancha de solidaridad ciudadana, genuina pero poco organizada, que surge –a falta de respuestas institucionales prontas y serias– en nombre de la empatía, de la conmoción, de la tristeza, de la sensibilidad humanista, del amor cristiano.

Izquierdas y derechas, pobres, clasemedieros y ricos, indígenas, ladinos y criollos, misóginos y feministas, homófobos y amanerados, católicos, evangélicos y ateos, adeptos a la causa palestina y fervorosos pro-israelís; bomberos, rescatistas, soldados rasos, policías, asociaciones gremiales, comités de vecinos, héroes anónimos en mangas de camisa, niños vendedores de chucherías, temidos narcotraficantes y hasta clicas de mareros dejan de lado sus miedos y odios atávicos, el rechazo mutuo, la animadversión reciprocada, uniéndose entonces en un coro promiscuo e idílico donde “todos somos Guatemala”.

Una pena que el espíritu de concordia nos dure tan poco. No tardaremos en bajar el canasto y mostrar otra vez el cobre que llevamos dentro: un cobre hecho de conservadurismo a ultranza, de descalificación a priori, de dogmas cerrados, de intolerancia por las ideas ajenas, de culpa proyectada en alguien más –siempre en alguien más.

Claro que eso tiene su explicación, y esa explicación nos remite a la cortina de humo que mencionaba al principio: la que no nos deja ver lo importante detrás de lo urgente.

¿A qué me refiero con “lo importante”? Es decir, ¿qué puede ser más importante que salvar vidas humanas, indefensas víctimas de un desastre de la naturaleza? Mucha tela que cortar al respecto. En medio del atolondramiento que causa la reproducción ad infinitum de noticias y escenas de alto impacto, en medio del frenesí solidario, en medio de la algarabía por ayudar como sea pasamos por alto detalles escabrosos.

Se nos olvida que cada una de las más de cien vidas sepultadas, chamuscadas, son consecuencia de no actuar a tiempo; un efecto derivado de la falta de coordinación entre la CONRED y los COCODES. Se nos olvida –empecemos por ahí– que nadie debería asentarse en las faldas de un volcán activo. Volteamos a ver a otro lado para no encarar un hecho turbador, pero irrebatible: si hay gente viviendo en lugares así es porque esa gente no tiene otro lugar donde vivir.

Pertenecemos a un país con habitantes de primera y de segunda categoría. Los primeros son los que tienen el privilegio de lucirse en momentos como este sacando la casta altruista, poniendo su grano de arena, demostrando su buen corazón. Los segundos son los que mueren abandonados a su mala suerte –o los que, sin morir del todo, se quedan sin nada.

Ni siquiera sabemos bien dónde hallarlos, cómo se llaman, cuántos son. Masas anónimas de las que los políticos se acuerdan nomás cuando están en campaña, y de la que el resto de nosotros nos ocupamos ahora que ya es demasiado tarde.

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Jaime Barrios Carrillo
El mundo tendrá que ser mejor
noticia AFP
Caravana migrante suma integrantes en el sur de México rumbo a EEUU

El grupo de unas 1.500 personas partió el sábado de Tapachula, Chiapas, cerca de la frontera con Guatemala.

noticia AFP
“Nosotros seguimos adelante”, anuncia Zury Ríos, decidida a dar otra batalla legal por su candidatura

No acepta resolución de la Corte de Constitucionalidad que le impide ser la presidenciable del partido Valor en los comicios del domingo 16 de junio.

 



Más en esta sección

El principio del fin, Sabrina se despide de Netflix con gran expectativa

otras-noticias

Movimiento Universitario convoca a una marcha para este sábado

otras-noticias

CC realiza Vista Pública por amparo contra el otorgamiento de licencia de operaciones de hidroeléctrica

otras-noticias

Publicidad