[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

No hay derecho

opinion

follarismos

¡Vaya, la vida es, en esencia, la máxima paradoja que hay, puesto que nacemos para morir! Y la muerte le da sentido a la vida, porque vivir eternamente sería infernal. Como expresó  alguien: “Si ni siquiera sabemos qué hacer los domingos, imagínese lo que sucedería con la eternidad, que es algo así como un domingo sin fin”. En efecto, tan solo de pensarlo, se puede uno deprimir profundamente.

Paradoja, también, la muerte a toda hora y en todas partes, hasta en la cama. Lo sabemos y, sin embargo, no logramos acostumbrarnos. Y construimos teorías y teologías abracadabrantes sobre la vida en el más allá para reconfortamos con la idea absurda de que cuando se apaga la batería, todavía hay algo más después. Pero como decía el famoso filósofo canadiense Marshall McLuhan, lo importante no es saber qué hay después de la muerte, sino qué es lo que hay antes de la muerte.

Hay muertes y muertes, como hay vidas y vidas. Creo que la peor de las muertes es la que adviene sin que hayamos nunca podido realizar ninguno de nuestros sueños o proyectos, sin que nos hayamos sentido amados o sin que hayamos logrado amar. Recuerdo que, de adolescente, el miedo más insoportable que tenía era el de morir sin haber besado a una chica o sin haber nunca abrazado en la cama a una mujer hermosa. No era miedo, sino terror.

Otra muerte diez veces injusta y maldita es la que implica una larga agonía marcada por impotencias diversas y dolores insoportables, o sea, por un deterioro general de las funciones fisiológicas y mentales. Todo lo cual lleva con frecuencia al endeudamiento millonario y a la implosión psicológica de las familias. Es, quizá, la peor de las muertes, y lo humano sería que las personas en tal situación tuvieran derecho a ser asistidas farmacológicamente para morir con dignidad y sin dolor. Infortunadamente, en nuestra sociedad, la dictadura de las creencias religiosas y el conservadurismo general de estos pueblos subdesarrollados, impide que tal posibilidad sea ni siquiera concebida y menos discutida en el Congreso.

De igual manera estamos confrontados en nuestro país a la terrible paradoja de que infinidad de niños mueren prematuramente sin ton ni son y que muchos adolescentes y jóvenes adultos, que se inician en el aprendizaje de la vida y en el descubrimiento de sus capacidades, mueren repentinamente y de forma trágica, mientras que hay una retahíla de viejos y de viejas amargadas, inútiles, envidiosas, avariciosas, con mala entraña, deshonestas y manipuladoras, que siguen allí tan campantes por las calles, el vecindario, las oficinas gubernamentales, etcétera, retando a la muerte sin que esta se atreva a llevárselas. Son los designios de Dios, afirman algunos. Pues bien extraños e injustos son esos designios, dirá cualquiera que tenga dos milímetros de frente.

En abril y mayo han muerto en Guatemala y fuera de Guatemala varias personas jóvenes cercanas a mi entorno, algunas de ellas amigas entrañables o conocidas con las que me unían vínculos de cariño y admiración. No he querido deprimirme porque tuvieron el privilegio de morir haciendo lo que amaban y sintiéndose amadas, lo cual fue ya, en sí, un enorme privilegio. Pero claro, estoy emputado con la vida. Y con la muerte. ¡Qué rabia, caramba, y qué impotencia! ¡No hay derecho! La vida es tan injusta a veces.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Pence rechaza invocar la 25ª Enmienda para apartar del cargo a Trump
noticia Luisa Paredes / elPeriódico
MP presentan nuevo antejuicio contra el juez Mynor Moto

La FECI señala al juez de sostener reuniones con personas señaladas en el caso Comisiones Paralelas 2020.

noticia Evelyn Boche
Abogados en alianzas por la Directiva del Colegio y otras cuatro representaciones

El CANG elige Directiva y Tribunal de Honor en febrero, al igual que otros puestos clave en la academia.



Más en esta sección

Sala ordena al CANG convocar a segunda vuelta de elecciones para magistratura de la CC

otras-noticias

La historia del espía que preservó la isla del tesoro

otras-noticias

Lavacarros destroza el lujoso Ferrari de un futbolista italiano

otras-noticias

Publicidad