[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Las guerreras

opinion

follarismos

No es un eslogan propagandístico a favor de las mujeres. En realidad, siempre he visto a las mujeres como guerreras, porque las dos mujeres que marcaron mi vida de chico, mi madre y su hermana, tuvieron literalmente que participar desde los dieciocho años como soldados (¿o habría que decir, “soldadas”?) en la retaguardia de la guerra civil española, cuando el fascismo español, con Francisco Franco a la cabeza, desencadenó  una guerra civil en 1936 para exterminar el régimen legítimo de la Segunda República Española.

Mi madre me hablaba siempre de estos asuntos, ya que mi padre, quien también había luchado en el frente español y luego en el francés, se negaba a hablar de las guerras, arguyendo que eran la cosa más cruel y absurda inventada por los hombres, así que prefería callarse. Mi madre, en cambio, como sucede en todas las culturas, puesto que son las mujeres la matriz del idioma y de la imaginación, las transmisoras de las historias, canciones y tradiciones, las forjadoras, en fin, de la identidad primigenia de los seres humanos, me narraba episodios diversos de ese calvario que le tocó vivir a su generación, tanto en España como en Francia y, más allá, a todas las mujeres europeas que sufrieron los embates de la segunda guerra mundial.

Ella trabajaba con su hermana en Barcelona, a finales de la guerra civil, en una fábrica de proyectiles de cañón donde su tarea era pesar con mucha precisión la trilita que se ponía en los obuses, y luego había que probarlos en una cámara especial. Un día, uno de los fulminantes que tendría algún defecto estalló, y la fábrica prendió fuego. Ambas mujeres se salvaron de milagro, saltando con otras docenas de trabajadores por un muro de casi tres metros de altura. No recordaba cómo lo lograron. Lo único que recordaba, con los ojos húmedos, era que varios de sus compañeros y compañeras cayeron en los estanques donde estaban los químicos para la fabricación de las bombas y murieron en el acto.

Al escapar de Barcelona en el último tren que pudo salir de la España republicana hacia Francia bajo el acecho de los bombarderos alemanes en 1939 (más de medio millón de españoles huyeron a Francia por diversos medios en aquel entonces), fueron recibidos por el gobierno francés en campos de internamiento que no eran sino campos de concentración y de represión, y muchas veces obligados a trabajar como esclavos, en particular a partir de la llegada al poder en Francia del gobierno filonazi de Vichy, instaurado en 1940. Algunos prisioneros lograron salir con cuentagotas, cuando su mano de obra era solicitada, como fue el caso de mi madre y de su hermana, quienes fueron solicitadas como empleadas domésticas en una casa de un fabricante de vinos de la región de Bordeaux.

En fin, todo ello fue forjando en ambas un carácter de luchadoras que les permitió, particularmente a mi madre, cuando ya en América enviudó a los cuarenta y cinco años, salir sola hacia adelante sin la ayuda de nadie, gracias a ese tesón y fuerza de voluntad aquilatados a través de tantas batallas, tanto externas como internas. De modo que, señoras y señores, eso de “vaso frágil”, como algún tarado calificó recientemente a las mujeres aquí en Guatemala, nadita de nada. Que vaya mejor él a decírselo a su madre, tal vez ella le quiebre uno en la cabeza.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Leído en El Economista
Europeos se interesan en turismo guatemalteco
noticia AFP
Unidad policiaco-militar “blinda” 600 kilómetros de frontera común del Triángulo Norte

Gobernantes de Guatemala, El Salvador y Honduras instalan en la limítrofe ciudad de Ocotepeque una fuerza trinacional contra las pandillas y el crimen transnacional organizado.

noticia Moisés Naím /Andrew Weiss
El Kremlin en Caracas


Más en esta sección

Holiday Deals 2020

otras-noticias

En Guatemala siguen participando online al Powerball para ganar su pozo de casi Q2 mil millones. ¡Te contamos cómo!

otras-noticias

Remesas alcanzan los US$10.1 millardos

otras-noticias

Publicidad