[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

“Blade Runner” o los exterminadores desechados

opinion

Lado b

Blade Runner fue una de las películas que más me marcó en la década de los ochenta del pasado siglo. Durante todos estos años, la he visto cada cierto tiempo y la fascinación persiste. Una película que nos ha hecho reflexionar demasiado sobre el mundo que nos ha tocado vivir y enfrentar.

Acabo de ver Blade Runner 2049, la continuación (¿?) de aquella obra maestra de Ridley Scott, basada en una novela de Philip K. Dick. Le falta la magia de su ilustre antecesora, pero retoma y actualiza dos o tres reflexiones que se plantean en la cinta original y esto la hace necesaria en los tiempos que corren. La nueva cinta regresa a dos cuestiones que a los guatemaltecos nos pueden hacer demasiado sentido, casi 40 años después de haber sido estrenada la primera versión: la memoria y el exterminio. En el filme de 1982, Rick Deckard (Harrison Ford) es un viejo policía cuya misión es detectar y acabar con los Nexus 6, una serie de replicantes (androides) que han sido fabricados y programados para producir sin ningún tipo de compensación ni derecho a sublevarse. Tienen, además, fecha de caducidad, para ser desechados una vez acabada su función. La factura de estas criaturas es tan perfecta que se confunden con los humanos y algunos de ellos se han rebelado a su destino y se han vuelto incontrolables (un fallo del sistema). En la cinta de 2017, ese mundo se ha acabado, el fallo ha sido corregido y los sobrevivientes de la historia original, humanos y no humanos confundidos, se han desperdigado y huyen evitando la exterminación. Deckard vive atrincherado en un hotel de lujo abandonado en una zona de radiación, donde se ha construido un mundo a la medida de su antigua humanidad, oye música de Sinatra o Elvis Presley y tiene la suficiente dotación de libros y licores para esperar el desastre final. Los fantasmas de su pasado lo acechan y sabe que su antiguo esplendor como Blade Runner, consistía en sus habilidades como asesino y exterminador.

Mientras escuchaba, la tarde de ayer, a Otto Pérez Molina en sus declaraciones ante el juez por el caso La línea, me dio la impresión de que el expresidente es lo más parecido a un Blade Runner que tenemos por aquí, claro que sin la consistencia romántica y digamos filosófica de Deckar, pero un antiguo del oficio al fin. Un soldado adiestrado en la detección y exterminación de los fallos de un sistema estructurado por elites de poder, basado en la explotación de las clases destinadas a la producción, a las cuales se les niega la humanidad y el alma. Cumplió su función con habilidad, destreza y hasta con honores desde los territorios ocupados hasta las oficinas de inteligencia del ejército y el Estado. Tanto, que terminó siendo el escogido para perpetuar y controlar ese sistema más allá de su fecha de caducidad. De pronto todo el sistema explosionó, más por su propia corrupción interna que por la rebeldía de sus Nexus 6, y las piezas clave de su funcionamiento, como él, terminaron confinados en celdas donde se la pasan añorando el mundo tal como era antes, alegando sus servicios ejemplares a la patria, bebiendo whiskey y escuchando canciones de Julio Iglesias. Pérez Molina habla y no sabe quién lo aparta y lo condena, para quién trabaja o trabajó, quién podrá regresarlo al sistema aquel donde, por un instante, se creyó dueño y señor.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia DPA
Medios: Republicanos mantienen Senado pero pierden la Cámara en EE.UU. 

El Partido Republicano de Donald Trump mantuvo el control del Senado pero cedió el de la Cámara de Representantes al Partido Demócrata en las elecciones legislativas de medio mandato celebradas este martes en Estados Unidos.

noticia Lorena Álvarez elPeriódico
BID autoriza préstamo por US$250 millones para Guatemala

Luego del cierre de las ventanillas con los organismos internacionales en 2015, el BID avaló ayer el crédito y apoyará en el tema de ingresos y combate al lavado de dinero.

noticia Ferdy Montepeque elPeriódico
Jimmy Morales asegura que no disminuirá al Ejército


Más en esta sección

Ley histórica sobre despenalización del cannabis avanza en Congreso de EE.UU.

otras-noticias

En Guatemala siguen participando online al Powerball para ganar su pozo de casi Q2 mil millones. ¡Te contamos cómo!

otras-noticias

Se estrena, por fin, «Selena: The Series» a Netflix

otras-noticias

Publicidad