[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Mother!

opinion

AT-Field @Tropismo

Madre, madre, madre mía. A ver. Darren Aronofsky es el maestro del horror de nuestro siglo. Ahí están sus filmes de horror psicológico como Pi, Black Swan (el de Natalie Portman, que le mereció el Oscar) y Requiem for a Dream (la adaptación de la novela de Hubert Selby). También está su horror deportivo con The Wrestler con unas actuaciones impecables de Mickey Rourke y Marisa Tomei (qué hermosa esa lica). Luego su horror épico, en el caso de Noah y su libre interpretación del pasaje bíblico. O su horror sci-fi The Fountain con Hugh Jackman nada memorable.

Y justo la semana pasada Cinépolis estrenó su más reciente filme: Mother! Por el amor de dios, qué buena película. Antes de seguir, sí creo que esta cinta no es para todos los gustos. Y muy probablemente salga de cartelera con la rapidez que llegó. Así que si le gusta el cine de horror psicológico surrealista, compre su entrada y vaya a verla hoy. ¡Hoy! Bueno, ahora que ya pasamos por eso, es difícil hablar de la cinta sin contar de qué trata, así que aquí va un medio argumento.

Un poeta (Javier Bardem) vive en su casa con su más joven esposa (Jennifer Lawrence). Él no puede escribir nada. Ella está a punto de terminar todas las reparaciones de la casa, que se incendió hace tiempo. Y un día, de la nada, un hombre toca la puerta, lo que desencadena la llegada de varias personas a la casa. Esto reactiva el proceso creativo del poeta, pero a la vez perjudica a la esposa que ve su espacio invadido y no comprende nada de lo que pasa. Listo. Eso y nada más.

Mother! la podemos dividir en dos partes: la primera con la presencia de Ed Harris como el hombre que toca la puerta, y su esposa Michelle Pfeiffer. En este momento hay una calma pasiva-agresiva, donde ambos confrontan a Lawrence con pequeñas agresiones hasta que la historia se complica y alguien muere (no, no les puedo decir más). Hay cierta esterilidad, el poeta busca nutrirse de las historias, pero deja de lado a la esposa, casi olvidada.

La otra parte es la del proceso creativo. El de la escritura del poeta y lo surreal terminando por apoderarse de la casa. Ahí comienzan a verse elementos como el Guernica de Picasso, o El Ángel Exterminador de Buñuel, por supuesto, y también algo de Rosemary’s Baby de Polanski. Pero la magia de Aronofsky está en perseguir a Lawrence con la cámara. Toda la actuación cae sobre ella, su rostro liso y blanco de Madonna renacentista es contrapuesto al periférico de Bardem, cuyas líneas profundas recuerdan al Greco.

Y después está el sonido. Toda la cinta ajena a la música de cualquier banda sonora, sino más bien inmersa en los roces, en las puertas cerrándose, en el crujir de la madera vieja. Y las imágenes. Hay momentos en Mother! en que todo parece que se va a volver una pintura, una sátira de sí misma. Momentos de pavor, momentos que rayan en una comedia esquizoide. Pasa de Kubrick a Fellini como si nada.

La cinta está abierta a la interpretación. Para mí es el proceso creativo del poeta, la creación, la destrucción, el enredarse en los personajes. Para otros es el aspecto bíblico, la dualidad entre paraíso y apocalipsis. Incluso una alegoría ecológica de la tierra como madre. O la relación vampiresca entre un artista viejo y una joven mujer. Hasta una comedia psicológica.

Agárrela por donde quiera, pero por favor, no se pierda Mother! Es intensa, es perturbadora, una exploración de varias ideas sin convencionalismos, imperdible. No escuche a los que dicen que está mala, no saben enfrentarse a los sentimientos que puede y debe generar el cine. Muy probablemente la mejor cinta del año. Tómesela en serio o a la ligera, pero véala.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Jueves 17 de Noviembre de 2016
noticia Luis Figueroa
Celada en la embajada

Me estremecen las escenas de los cuerpos quemados.

noticia Sergio Ramírez
El viaje como libertad


Más en esta sección

En Guatemala siguen participando online al Powerball para ganar su pozo de casi Q2 mil millones. ¡Te contamos cómo!

otras-noticias

Lakers renovan a LeBron James y Anthony Davis

otras-noticias

Anthony Davis, cerca de prolongar su carrera con los Lakers

otras-noticias

Publicidad