[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Los dos llamados

opinion

buscando a syd

Hay dos llamados en el ser humano: un llamado a vivir en el mundo, y el otro es a trascenderlo. Son dos llamados que a veces entran en franca contradicción.

Aquí estoy utilizando la palabra “mundo” para hablar de la esfera de lo relativo. Vivir en el mundo no es otra cosa pues que existir de una manera localizada, temporalizada y causal, con un cuerpo y una mente, y en términos generales de acuerdo a un conjunto de variadas características tangibles, físicas, conscientes, culturales y sistémicas, en sentido, nombre y relación. Vivir en el mundo es vivir en el ámbito del progreso y la decadencia, del placer y el sufrimiento.

Recibe muy mala prensa a veces esta existencia, pero es gracias a esta existencia que podemos tocar y ser tocados, que podemos experimentar y ser experimentados. En verdad es un acontecimiento muy excepcional. Existir en la forma también es muy importante porque nos da la oportunidad a ayudar a otros a llevar mejores vidas, engendrar respuestas inspiradas y compasivas hacia nuestro entorno, elevar la calidad de lo real. No es poca cosa.

Por supuesto, cuando digo “elevar la calidad de lo real” estoy introduciendo un criterio necesariamente restringido. ¿Admite lo real alguna clase de dirección evolucionaria? Solo relativamente. En realidad, más allá de las narrativas que imponemos a la existencia no podemos decir mayor cosa, y es cuando empezamos a entrar en el otro ámbito, el ámbito desterritorializado de lo intangible. Allí todas las características se dispersan, el sentido se borra, el nombre colapsa, la relación se espectraliza. No podemos atribuir ninguna dirección o progreso a esto-eso que somos. Lo cual para nuestra posición finita puede ser una situación muy angustiante. Pero para la posición de lo absoluto mismo, es una situación muy espaciosa, un abismo de gozo. No el gozo de la forma, sino el gozo de lo arreferencial y de lo abierto. No hay nada por conseguir ni nada que pueda ser conseguido. No hay pérdida y no hay ganancia.

Hay toda suerte de problemas que se dan cuando privilegiamos un ámbito sobre el otro. Por ejemplo ocurre a veces que nos extraviamos en lo relativo y lo personal de tal manera que ya no podemos contactar con lo transpersonal y lo trascendente. Es una forma muy cicatera de existir, que mutila, por decirlo poéticamente, nuestra eternidad. Por supuesto, nuestra eternidad no es mutilable, pero para fines prácticos es como si pudiera serlo. Es como si un reflejo mínimo decidiera aislarse, por decisión o por ignorancia, del vasto espejo sin límites. También ocurre lo inverso: a veces usamos lo misterioso para escapar de lo relativo. Es lo que el psicólogo John Welwood llamó “spiritual bypassing”. Esto es: utilizar la experiencia de lo absoluto para circunvalar las responsabilidades y sufrimientos de lo limitado.

Quizá en lugar de optar por un ámbito o el otro, convendría unirlos. Aunque ya en adenda diré que esta es una forma sucia de expresarse: en la realidad no hay que unir nada, puesto que ambos aspectos ya están, desde siempre y para siempre, mezclados.

Fueron superficialmente separados en categorías de entendimiento, y ahora la mente quiere superficialmente trenzarlos. Lo cual, en toda puridad, no funciona. El reconocimiento de la naturaleza unitiva y no dual debe darse de forma experiencial y directa. Una vez se da, es muy hermoso: porque entonces nos damos cuenta de cómo lo supremo está imbuido por la fragancia o esencia de lo particular, y lo particular goza pues de la libertad de lo supremo.

Termino diciendo que no se puede habitar el mundo sin trascenderlo. Como no se puede trascender el mundo sin habitarlo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Rodrigo Estrada
Pese a la pandemia, Empornac gastó más de Q1.3 millones en regalos
noticia Alexander Valdéz/elPeriódico
Aifán pide a la CC suspender fallo que la CSJ dictó en su contra

La jueza de Mayor Riesgo “D” envió un memorial a la Corte de Constitucionalidad.

noticia Lionel Toriello
Soluciones de fondo

En su libro ‘Capitalismo y libertad’ (1962), Milton Friedman propuso un “impuesto sobre la renta negativo” que (tras los cómputos del caso, según los ingresos de cada individuo) venía a resultar en un “ingreso garantizado” ‘universal’.  Entre las cinco razones que invocó Friedman para sustentar aquella (para algunos de sus correligionarios ‘inalcanzable, contradictoria y chocante’) propuesta, estaba la que sostenía que “de manera crucial, se eliminaría la fuente principal de las percepciones de injusticia en la sociedad…”.


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Proveedor cuestionado y su hija compiten por los mismos contratos

otras-noticias

Presentan inconstitucionalidad contra la ley de oenegés

otras-noticias

Aifán pide a la CC suspender fallo que la CSJ dictó en su contra

otras-noticias

Publicidad