[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

En la capital de África

opinion

EL BOBO DE LA CAJA

Un alto funcionario de la cancillería guatemalteca, a quien conocí en esta ciudad, capital de África, me confesó meses más tarde: “Fijate que no me gustó para nada”.

Lo entiendo. Algo tiene esta metrópoli para provocar rechazo en muchos de quienes la visitan, y también para desesperar –y hasta deprimir– a buena parte de quienes, siendo extranjeros, llevamos ya varios años viviendo por acá.

Incluso los oriundos de otros países africanos, al mudarse, se quejan de padecer feas rachas de insomnio, de la cerrada cultura local, de la disfuncionalidad burocrática, de cómo conduce la gente en las calles, de la comida tan extraña, de la obstinación por querer hacerlo todo a su modo.

¿Todo a su modo? Sí. Superlativamente. Este país posee su propio alfabeto. Tiene su propia religión, que no es católica pero casi, de tal suerte que cuenta con una silla en los cónclaves vaticanos. Vive en su propio tiempo, regido de conformidad a su propio calendario (ahora mismo estamos en el año 2009, a mediados de un mes de 30 días llamado hamle) y a su propio cálculo de la hora oficial.

¿No me creen? Averígüenlo y verán. Al amanecer suenan las doce, al mediodía son las seis y al caer el sol son de nueva cuenta las doce. Lo juro. No es paja.

A los occidentales, este tipo de detalles los sacan de quicio. Será por aferrarse demasiado a su propia razón supremacista, unilateral y cartesiana. A mí, por el contrario, me provocan un asombro infantil, como de estar descubriendo la realidad de otro modo, o más aún, como de aprehender algo por primera vez.

Es cierto que las mujeres y hombres locales defienden sus costumbres –todo a su modo– con un orgullo excelso, propio del único país en todo el continente que nunca fue colonizado. No te lo dicen con palabras, pero cada mirada, cada actitud, cada toma de postura frente a las cosas lleva implícita la frase: Si no te parece, podés irte mil veces a la mierda. Admiro mucho ese temple, esa solvencia. Ya quisiera verla más en mis conciudadanos chapines, tan predispuestos a darle el culo a los fuereños.

Por ejemplo, a la señora que nos ayuda en la cocina le pedí un día que limpiara las estanterías de la alacena. “No tengo tiempo esta semana”, fue su respuesta. “Lo haré la próxima”. En otra ocasión solicité que trapeara el piso de un pequeño patio que hay afuera. “Ese no es mi trabajo”, repuso serena, pero firme. “Pídaselo al jardinero y, si quiere, redúzcame el salario”. Quedé estupefacto. ¡Terminé haciéndolo yo! No es fácil lidiar con temperamentos así, pero los prefiero mil veces antes que el respeto asustadizo y nagüilón de mis paisanos.

También es cierto que la administración del Estado es un desastre, y que el gobierno y sus acciones ‘en nombre de la defensa de la nación’ me recuerdan a la Guatemala de finales de los años setenta y principios de los ochenta. Escalofriante. Duele hasta la médula constatar cómo el pasado se recicla cambiando de nombre, al amparo de otras justificaciones; surgiendo en otros contextos, en otras regiones.

Vivo en la república que funge como sede oficial de la Unión Africana. Aquí en la capital hay, como mínimo, 160 embajadas. Y un chorro vertiginoso de oenegeros. Y cientos de restaurantes, y miles de bares, discotecas y cafés. Y decenas de miles de putas, que la penuria es crónica, la belleza cotiza alto, la diplomacia palpita en secreto y la demanda es alta, como podrán imaginar.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europapress
Este lago australiano puede cambiar de color entre el rosa, el blanco o el azul
noticia AFP
¿Por qué Jay-Z invierte en cannabis?

El músico busca impulsar el comercio legal de la planta.

noticia IN ON CAPITAL
JP Morgan baja recomendación a deuda de mercados emergentes

El repunte de COVID-19 hace tambalear las economías.


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

CIEN indica que número de denuncias por extorsión se redujo en mayo

otras-noticias

Boris España, vetado por EE. UU. y favorecido por el sistema guatemalteco

otras-noticias

Delegación mexicana entregará donación de vacunas

otras-noticias

Publicidad