[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Por la ciudad letrada

opinion

Lado b

En el año de 2014, la Asociación de Ferias Departamentales del Libro decidió dedicarme la Feria del Libro de La Antigua Guatemala. Un reconocimiento del que me siento particularmente orgulloso, ya que provenía no solo de una ciudad que siempre ha estado presente en casi todo lo que escribo, sino además de un sector al que siempre le guardaré un profundo respeto y agradecimiento. Sus integrantes me ayudaron a sobrevivir una de las etapas más negras de este país, cuando el pensamiento escrito y la literatura yacían soterrados por la persecución y la imbecilidad. La deuda que la gente pensante y apasionada por la letra impresa tiene con estos libreros es invaluable. Fue gracias a ellos que se rescató y se protegió lo poco de cultura letrada que resistía frente a la barbarie. Aún persisten en la lucha, aún se apasionan y aman su trabajo, aún van de plaza en plaza por todos los rincones de este país haciendo circular y democratizando el conocimiento. En lo personal, sin librerías como La Marquense o Ciencia y Cultura, y tantas otras, me hubiera sido aún más difícil atravesar ese hoyo negro, ese páramo cultural absoluto, que significaron para Guatemala los años ochenta y buena parte de los noventa.

Soy un apasionado de las librerías de viejo, esas instituciones fascinantes que han logrado atravesar todas las tormentas, aquí y en cualquier parte del mundo. He recorrido infinidad de ellas, me he perdido horas de horas incursionando en sus tesoros bibliográficos. He encontrado en ellas libros que me han ayudado a respirar, que me han alimentado la cabeza y el espíritu, que me han proporcionado todo tipo de placeres. Una ciudad sin libros, no solo es triste sino horrenda, condenada a la estupidez, a la violencia, a la autodestrucción, a la oscuridad.

La Municipalidad de La Antigua Guatemala ha intentado por dos años consecutivos expulsar la Feria del Libro de la plaza central de la ciudad, “considerando –como reza el comunicado oficial del 05/07/2017 de la sesión ordinaria del Honorable Concejo– que este es un lugar de encuentro y esparcimiento ciudadano y se procura que no se convierta en plaza comercial”. Frente a semejante despropósito impreso en letra de molde, uno no sabe si achacarlo a la mala fe o a la tontería a secas. Reducir un evento como este –que se ha legitimado durante más de 30 años como una manifestación que contribuye al desarrollo cultural– a una mera actividad comercial, nos dice mucho sobre la capacidad de entendimiento (y de letras) de la gente que pretende regir los destinos de la ciudad. La Feria del Libro nació como una iniciativa de Don Rogelio Porras, un vecino en verdad Honorable, legendario educador, catedrático mío en la secundaria, como una manera de acercar los libros a los ciudadanos y de que las festividades de Santiago fueran algo más que coronaciones de reinas, fiestas de sociedad y ruedas de Chicago. El Parque Central era (es) un espacio simbólico (y esto ocurre en todas las ciudades civilizadas) para el encuentro de los habitantes con el conocimiento y la cultura. Una toma de posición de la comuna por la esencia humanística y cultural de la ciudad, en un momento en donde esta empezaba a desmoronarse víctima de la violencia y la especulación económica.

La Antigua Guatemala no es un parque temático, sino la ciudad natal de Cesar Brañas, de Luis Cardoza y Aragón, de Luis de Lión. La ciudad donde escribieron Sor Juana de Maldonado y Bernal Díaz del Castillo. La ciudad letrada y no esa inmensa cantina de fin de semana.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Bandas enfrentadas en cárceles de Ecuador bajo influencia de mexicanas y colombianas
noticia AFP/EFE
Familias migrantes separadas podrían quedarse en EE. UU.
noticia Luis Aceituno
Canción

La nueva publicación del proyecto literario de Halfon.



Más en esta sección

Fiscal General, Consuelo Porras se reunió con el G-13

otras-noticias

Gobierno rechazó las declaraciones de Juan Francisco Sandoval contra Giammattei

otras-noticias

“Más de 150 pelones”, personas se están rapando el cabello en la Plaza por esta razón

otras-noticias

Publicidad