[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

El día del libro

opinion

Viaje al centro de los libros

Lo del día del libro es un acto artificial que nunca está demás porque mueve la venta en el comercio, hace que la gente acuda a la librería, salga y se aproveche los descuentos, crea un interés por el objeto cultural, y está bien, porque nunca está demás todo esfuerzo que promueva la lectura, aunque eso no quita que la idea sea cuestionable. ¿Cómo así que el día del libro? ¿No lo son todos? Para quienes somos lectores, no existe un día especial sino libros diferentes y experiencias nuevas. Una tras otra. Los lectores no podemos tener un libro preferido, eso sería vano, porque a cada rato nos sorprende otro diferente. Las personas que te preguntan ¿cuál es su libro preferido?, son las que no leen mucho. Y los bancos ponen la pregunta secreta de tu libro preferido, menospreciándonos, porque seguramente estarán refiriéndose a ese libro que leíste alguna vez. Los libros, cuando son obras literarias (no los de distracción comercial, por supuesto, ni los instructivos de cómo armar un juguete o ingerir una medicina), son tan maravillosos que a cada lectura resultan diferentes. Están vivos, y se leen prodigiosamente como una obra nueva en cada ocasión. Luego, yo no podría decir que mi libro predilecto es La Ilíada, porque me preguntaría cuál de todas, la que leí la primera vez o la más reciente, cuál de las traducciones, o en qué rapsodia me quedé atrapado. Y según sea mi estado de ánimo, cambio de preferencias.

Los libros son como el aire, e ignoro si ya se habrá inventado una celebración del día del aire que respiramos, donde se invita a respirar ese día especialmente, porque si dejamos de hacerlo moriríamos. Respirar o leer es normal. Quienes no leen, no lo entenderán, y tampoco los desvela tal acontecimiento porque vivimos en dimensiones diferentes. Identificar vida en otros planetas no es lo sorprendente, sino admitir la existencia de los mundos paralelos en el mismo plano espacial.

Tampoco me gusta el día del cariño, porque en las relaciones sentimentales reales demandan detalles nuevos todos los días, y no podemos caer obligados a los obsequios de un día prefijado por el comercio. Pero en fin, si la ocasión es propicia para celebrar y convertir la idea abstracta del libro como ídolo o excusa para el consumo, pues bienvenida sea la ocasión. Lean y respiren, más que de costumbre o igual, porque el cuerpo y el espíritu no pueden recibir más alimento que el estrictamente posible, lo malo es andar hambrientos.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP/ Europa Press
EE.UU. exigirá test de COVID-19 negativo para ingresar al país
noticia Redacción Deportes
Equipos nacionales conocen a sus rivales en el torneo de la Concacaf

Los equipos de Guatemala, Guastatoya, Comunicaciones y Santa Lucía, ya conocen sus contrincantes en la Liga de Concacaf.

 

 

noticia Paulo De León
Represión, expropiación, erosión y degradación monetaria

La irresponsabilidad de EE. UU. la pagamos todos, por ser la moneda más importante del mundo (por ahora).



Más en esta sección

Ciudadanos llegan al MP y a la Plaza de la Constitución para pedir la renuncia de Consuelo Porras

otras-noticias

El bloqueo a la justicia de Consuelo Porras

otras-noticias

Los casos de los que habló ayer el exjefe de la FECI, Juan Francisco Sandoval

otras-noticias

Publicidad