[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Un cuerpo es lo sagrado

opinion

buscando a syd

Escúchenme: hay algo de eterno en la sangre que circula. Un cuerpo es lo que da cuerpo a lo absoluto.

No hay cuerpo, por muy fugitivo y elemental que sea, que no sea el centro mismo de lo divino. Todo cuerpo está preñado de inteligencia sublime y ternura tangible y de fundamental energía radiante. El cuerpo es una base de vanguardia incesante: sed pura.

Todo aquello que se corporeiza lo hace por afecto ciego, incondicional. ¿Por qué razón lo primordial se ha manifestado, se ha personificado, se ha hecho cuerpo e hijo? ¡Para poder contemplarse a sí mismo, para poder amarse a sí mismo, para poder reverenciarse a sí mismo! La religión convencional desprecia los cuerpos, pero el insight tántrico nos confiere la siguiente verdad: es exactamente el cuerpo lo que se ilumina, lo que se transfigura.

No solo el cuerpo sano es sacro: el cuerpo enfermo también lo es. El cuerpo del yonqui, perforado por sucias jeringuillas, es, en su sufrimiento y oscuridad y catástrofe, gracia, plegaria viva. El cuerpo–detritus, el cuerpo–flema, el cuerpo–caca, el cuerpo–cáncer, es transparente, energético y numinoso. Cada célula es profunda y venerable, incluso si es maligna. Hay que matarla, es cierto, pero hay que matarla con amor, con gozo, con respeto sagrado. Los pólipos son minúsculos altares de lo indecible. Los peores cuerpos, los que arden en el Tártaro, son angelicales y brillantes, campos increíbles de información y armonía.

Donde se ve lo malagradecidos que somos es en la forma en que olvidamos y maltratamos los cuerpos, en que los damos por sentados. Como si un cuerpo no fuera el resultado de un proceso único, infinito, intransferible. Consideramos que los cuerpos son commodities, y por tanto ya no avalamos su sacralidad, su toque milagroso.

A menos que explotados o concupiscentes, a menos que baza de consumo o ventaja productiva, a menos que sirvan al deseo o la ambición, los cuerpos no interesan al sistema, que los hace picadillo en su máquina extraviada.

Pero los cuerpos –sus bazos, sus vesículas, sus ovarios, sus brazos y linfas y pericardios– están ahí para ser amados. El gordo soma del paisano que va delante de nosotros en la fila del súper es esplendente, pránico, geométrico, ambrosial. La invitación es a amar los cuerpos plurales que nos rodean, porque esos cuerpos han venido a darle densidad, forma, a esta experiencia de luz. No solo los cuerpos de la madre o hijo. Todos los cuerpos.

Aunque, claro, siempre hay un cuerpo más íntimo, más cercano y consustancial, que vibra y sufre con nosotros. Pensemos en ese cuerpo que duerme y respira a nuestro lado: no estará ahí para siempre. Cuando esté muerto, buscaremos palparlo, pero será ya el in–cuerpo. Sin ese cuerpo claro no podrá haber beso y voz, caricia o grito. Ese cuerpo compone nuestra posibilidad más luminosa de comunicar con lo ilegible: altísima tecnología espiritual.

Si es tan difícil dejar partes del cuerpo o cuerpos enteros atrás, es porque los cuerpos, siendo así de residuales, torpes, excretantes, contraídos, son la poesía misma de lo abierto.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Cinco cosas que hay que saber de Dante Alighieri

El autor de La Divina Comedia es recordado en el año en el que se conmemoran 700 años de su muerte.

noticia Ferdy Montepeque elPeriódico
Asesores de diputados cobran dietas por reuniones en el TSE

El Tribunal Supremo Electoral paga dietas al representante de un partido cancelado, y que fue procesado junto con siete oficiales del Ejército por un desfalco de Q471 millones.

noticia
Los 275 años de Goya se celebrarán con exposiciones

El Gobierno de Aragón y la Diputación de Zaragoza celebrarán el 275 aniversario del nacimiento de Francisco de Goya con un amplio programa de actividades y exposiciones que incluye la cesión de obras de diversas instituciones.



Más en esta sección

Juan Francisco Sandoval fue removido del cargo de jefe de la FECI

otras-noticias

El Salvador registrará 430 mil nuevos pobres en 2021, según estudio económico

otras-noticias

Crecen caudales de ríos de Izabal

otras-noticias

Publicidad