[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Marchas fúnebres

opinion

Viaje al centro de los libros

En Cuaresma disfruto de una lectura diferente, porque no se trata de palabras en el papel sino de signos y representación, porque me dediqué a seguir bandas procesionales, intrigado por el atractivo de las notas destempladas y disonantes de las marchas interpretadas por músicos que dan todo de sí mientras caminan por las calles de piedra de La Antigua. Cerca del mediodía salió la procesión de la aldea de Santa Ana, cuando andábamos recorriendo las calles mirando alfombras de colorido intenso, apreciando la laboriosidad de quienes se esfuerzan para que las calles luzcan especiales. Es forma, pero también contenido, porque los motivos están llenos de expresión. Me llamó la atención una alfombra diseñada en alto relieve, con cavernas, un río serpenteando entre rocas, y, abajo, en una planicie que recuerda la idea virgiliana de la Arcadia, una mujer yace tumbada bocabajo, desangrándose, mientras una figura masculina se incorpora, con la piedra en la mano manchada de rojo. Acababa de matarla, y Caín se disponía a la fuga.

La procesión salió del templo y la multitud invadió los callejones, generándose un apretacanutos extraordinario, amenizado con el fondo musical de las marchas armónicas del inicio de la jornada.

El paso frente a nuestra casa fue profundamente solemne, la procesión en hombros de romanos ceremoniosos y la marcha que nos tocó completa, más el añadido de las campanas de San Francisco, que entre repiques y dobles recuerdan a quienes ya no están presentes, pero continúan en la memoria. Una trompeta que se atrasa o un descuido del clarinete, le da vida a la composición, porque nunca sonará igual en disco ni concierto. El sol intenso y la sed añaden sus notas, porque solo en ese instante sonará así. La música tiene la maravilla del desafinamiento humano, de la incorrección magnífica, eso que le da sentido al arte.

De noche me fui detrás de la banda, escuchando la interpretación irrepetible, el virtuosismo transformado por el piso desnivelado, el sueño, las preocupaciones personales. Y ese pequeño logro se puede extender a los libros, donde páginas idénticas no se leen ni entienden igual, porque somos los lectores quienes inventamos a partir de las palabras, y por eso nunca se entiende lo mismo, por la magia del arte.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
LeBron James lidera votaciones de un partido que no quiere jugar

Aunque para LeBron James disputar el Juego de las Estrellas (All-Star) sería como “una bofetada en la cara”, los aficionados de la NBA ya le han colocado como el jugador más votado para este evento, cuya celebración aún no está confirmada.

 

 

noticia Europa Press
¿Es un perro o es un delfín? Este can enseña su mejor imitación de un delfín

A sus dueños les pareció tan divertido que decidieron grabarlo en vídeo.

noticia AFP
Djokovic está intratable

El tenista serbio Novak Djokovic, el argentino Diego Schwartzman y la española Garbiñe Muguruza vencieron este miércoles en el torneo de Wimbledon, tercer Grand Slam de la temporada, distinta suerte que la estadounidense Sofia Kenin y el español Pablo Carreño, que quedaron eliminados.

 

 



Más en esta sección

5 Minutos

otras-noticias

360 A vuelo de pájaro

otras-noticias

Abogado Marco Alveño confirma que su declaración ante la FECI es real

otras-noticias

Publicidad