[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Ataques de angustia y nervios alterados

opinion

Lado b

“Solo hay una Roxana Baldetti”, dijo (¿aseguró?) la ex vicepresidenta de Guatemala ayer en la audiencia pública que dio inicio a la fase intermedia del caso La Línea. Una buena noticia en tiempos de confusión y crisis política. La verdad, creo que a nadie le gustaría que existieran dos. Aunque con tantos cargos que pesan en su contra, demasiados para una sola persona, digo yo, algunos llegamos a sospechar que no solo existían dos, sino cuatro o cinco funcionando a la vez. Es decir, que Baldetti se había convertido en una especie de franquicia, como esas marcas registradas de tacos o hamburguesas que se ofrecen con la garantía del éxito económico rápido y seguro. Pero no, solo hay una y es de agradecer. Eso sí, esa una tiene el sistema nervioso alterado y siente que a cada momento algo malo le va a suceder, según sus palabras. Bueno, eso nos pasa a muchos, a muchísimos, a más de los que nos podemos imaginar. Se llama ataque de angustia o de pánico y es el precio, supongo, de vivir en este país. A mí me lo provocó, y bastante fuerte, la elección del Partido Patriota en 2011. Me pasé más de tres años con esa sensación de angustia de que algo catastrófico estaba por ocurrirme. No solo a mí, sino a todos, al país entero. Nos salvamos de milagro, por puritita buena onda del Santo Hermano Pedro. De acuerdo, las cosas van mal, pero se imaginan ustedes cómo irían si ese montón de presos y de prófugos en estado de alteración continuaran en el poder.

Razones para el pánico y la depresión, siempre las ha habido en Guatemala. Hay veces que uno se levanta y, luego de leer los periódicos, se siente atrapado en un cómic posapocalíptico, de esos que estuvieron tan en boga en los años ochenta. Todos alterados por la furia, el hambre, la sed, dispuestos a devorarse unos a otros. Ejércitos fascistas que imponen el orden con saña y brutalidad. Sociedades que funcionan a base de sicotrópicos. Yo creo que estas historietas dejaron de producirse, porque la realidad empezó a rebasarlas. Y lo que en algún momento se entronizó como ciencia ficción, comenzó a convertirse en pura literatura costumbrista, escrita por algún ‘Pepe Milla’ acelerado y posmoderno.

La angustia es un estado inherente al guatemalteco que se pregunta dos o tres cosas sobre la realidad que lo rodea. Al menos es algo que nos une a todos, a buenos y a malos, a pobres y a ricos, a izquierdas y derechas. Unos la afrontan con medicamentos sofisticados y caros. Otros a puro tecito de manzanilla. La angustia, es decir el miedo a desaparecer de pronto, es la misma, sin embargo. Por lo general surge en situaciones extremas. Y estar detenido es una de ellas. Puede provocar crisis de paranoia. Pensar, por ejemplo, que uno no está preso por los delitos cometidos, sino porque es víctima de una diabólica conspiración extrajera en su contra. Yo creo que por ahí anda actualmente Otto Pérez Molina, quien se ha dejado crecer la barba talvez para pasar inadvertido, para que los agentes del comunismo internacional, también disfrazados, no lo reconozcan. Ya sé que es delirante, pero es una manera de pensar, de concebir el mundo, a la que él le puso su sello personal y desastroso cuando pasó por los organismos de inteligencia. Ayer se encontró de nuevo con Roxana Baldetti. Ya no los une el amor, sino el espanto, diría Jorge Luis Borges.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Isela Espinoza/ elPeriódico
BID dispone de US$1.600 millardos para Centroamérica

Los fondos están disponibles para Guatemala, Honduras y Nicaragua, con el objetivo de apoyar sus planes en la prevención y respuesta ante desastres naturales.

noticia Redacción Deportes
Mateo Llarena se reporta listo para las 24 horas de Daytona

Una semana de entrenos y arduo trabajo la ha dado un balance positivo al joven piloto guatemalteco Mateo Llarena de cara a su primera participación en las 24 horas de Daytona o también conocida “Rolex 24 at Daytona”, la segunda carrera de resistencia más importante del mundo que se correrá el próximo sábado y domingo en Daytona International Speedway, ubicado en Daytona Beach, Florida, Estados Unidos.

noticia Álvaro Castellanos Howell
Una auténtica celebración

Aniversario de un gran chapín.



Más en esta sección

Capturan a extraditable en Izabal

otras-noticias

Se acabó la fiesta: el covid-19 golpea el glamour de los premios de Hollywood

otras-noticias

Centroamérica inicia el lunes veda para proteger langosta

otras-noticias

Publicidad