[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Volar en círculos

opinion

Viaje al centro de los libros

Una de las novedades más reveladoras del año 2016 fue el libro autobiográfico de John le Carré, Volar en círculos. El autor británico no escribe el tipo de libros que yo leo, alguna vez me distraje con El espía que surgió del frío, porque era inevitable, un clásico imprescindible de la Guerra Fría. Pero un libro de memorias del misterioso escritor británico, siempre en las listas de los más vendidos, me atrajo de inmediato. Lo de John le Carré es el psuedonimo de David John Moore Cornwell (1931), un ilustrado novelista que estudió en las universidades de Berna y Oxford, que fue maestro en Eton, y que en los primeros años de la década de los famosos sesenta ingresó al cuerpo diplomático de Gran Bretaña como funcionario, diplomático según las fuentes formales, o espía según su propia confesión.

David Cornwell fue destacado en Alemania para espiar para su gobierno, y lo cuenta a los 82 años de edad un autor que siempre se negó a dar entrevistas, que no acepta premios literarios y que vive en una cabaña en Suiza que construyó con los inmensos derechos de autor que recibió tras la publicación en 1963 de su exitosa obra El espía que surgió del frío. La tercera novela que cambió para siempre su posición como escritor, porque de allí en adelante se hablaría de las dos anteriores y de las posteriores, expuesto al juicio de sus lectores.

En sus memorias expone la experiencia de alguien que viaja por todo el mundo sin ser reconocido, porque el autor es otro. Los años como espía lo moldearon, y su gran novela fue una composición en donde plasmó el sentimiento de la Guerra Fría, cuando todos conspiraban contra todos. La KGB era poderosa, los ingleses estaban presentes en los países ocupados, los alemanes de la era nazi retomaban el control del país tras ofrecerse como espías antisoviéticos, e Israel mandaba a cazar a los nazis, como la organización Din (Juicio, en hebreo) que solo entre 1945 y 1946 capturó y mató por lo menos a un millar de criminales de guerra, y que siguió activa en los años sesenta, cuando le Carré aprendió a vivir clandestino y cauteloso. Sus obras posteriores ya incluyeron la guerra palestina, a Arafat, y luego la llegada del terrorismo. El autor confiesa que sus colegas espías lo mal quieren, y admite que el error de Eduard Snowden fue no haberse reservado todo lo que sabía para escribir una novela. Al terminar de leer sus memorias, uno siente como que hay otros mundos vigilándonos, y que los espías no son un asunto de fantasía.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Federico Bauer Rodríguez
Primer premio a la estupidez

Las “conquistas sociales” se han obtenido gracias a la capitalización en armonía con el sector laboral.

noticia José Manuel Patzán/elperiodico
Mynor Moto contraataca en busca de recuperar su inmunidad

El exjuzgador pidió ser reincorporado como juez Tercero Penal e interpuso un antejuicio contra la jueza que ordenó su captura.

noticia Europa Press
Los trabajadores de un supermercado se unen al reto de “no salir en la foto”

En este reto, las personas se deben esconder antes de que la cámara empiece a disparar fotos.


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Hay que ver la estrategia de país

otras-noticias

Trama macabra

otras-noticias

Familiares recuerdan a desaparecidos en el conflicto armado interno

otras-noticias

Publicidad