[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Columnistas

Amor prohibido

opinion

buscando a syd

La otra vez escribí que Guatemala, más que el patio trasero de los Estados Unidos, ha sido su laboratorio frik. También escribí que podríamos darle sin pena a nuestra Cancillería el siguiente nombre: Ministerio de Asuntos de USA. Como se ve, tengo algunos sentimientos antiamericanistas marcados, que la realidad inmigracional vino a resaltar. He sido muy crítico con los Estados Unidos de América.

A veces le digo a mi mujer, mitad en broma y mitad en serio, que en la próxima vida renaceré como ciudadano estadounidense. No lo digo contento: los Estados Unidos promete convertirse en un lugar cada vez más convulso e intestinal, aparte de que siempre lo ha sido, y si no relean aquel relato nocturno de aquel nocturno sujeto llamado Bardamu, por tales tierras. El país en donde la libertad es una estatua, dijo Nicanor Parra. Su ferretera política exterior, su elefantiasis financiera, su mediocre arrogancia patriota, su moralismo encasquetado, sus barras vulgares gritando uesey–uesay, todo eso incuba en asco.

Pero eso no quiere decir que no ame a los Estados Unidos, que no tenga sentimientos, entonces, americanistas. No quiero sonar pueril pero he de decir que es un país que me ha regalado cosas increíbles. De este amor–odio deriva que yo haya escrito tantas cosas al respecto.

Eso de amar a los Estados Unidos es un amor prohibido, por ejemplo en ciertos corros xenófobos de izquierdas, o en ciertas cofradías soberanistas de derecha. Y ser fan de la cultura gringa está muy mal visto, pronto le miran a uno la jeta de mamón y alienado.

Veo sus razones. También veo que los Estados Unidos es un país con taras meméticas reales. No es de negar que hay bolsas específicas de civilización pero su territorio es igualmente, y según determinan los recientes comicios, culturalmente vulgar, con instintos muy básicos, oleaginosas discriminaciones y paranoias simbólicas que dan pena.

Pero hay que separar un poco las cosas. Jamás caigo en el error de confundir a la globalidad de estadounidenses con sus gerencias y administraciones. Añadido a eso, podemos separar a unos ciudadanos estadounidenses de otros, porque la verdad hay gringos muy decentes y muy chileros. A la vez, convendría centrifugar sus expresiones culturales, para apartar lo burdo de lo más angélico.

Este trabajo editorial por supuesto solo es posible hasta cierto punto. Lo cierto es que la dualidad es parte del volksgeist de los Estados Unidos, y negarla sería un error. Se ve muy clarito en su política. Nunca deja de extrañar, para un observador externo, lo vastas y árticas que son las diferencias políticas en los Estados Unidos. Harold Bloom o el finado Mailer sabrían darnos interesantes explicaciones al respecto. Yo de mi lado entiendo la secesión como resorte metafísico y perpetuo de los Estados Unidos. Así pues, los Estados Unidos nunca serán uno: siempre serán dos. Y es que el maniqueísmo continúa siendo el último espectáculo, y en un país como Estados Unidos siempre contará con dos perpetuos altares en pugna.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
Imputadas en Panamá 25 personas en caso que implica a Martinelli

El caso “New Business” está relacionado con la compra de un conglomerado de medios de comunicación en 2010, durante el Gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014),

noticia AFP
Estamos a punto de ver más colaboraciones en vivo en Instagram

Instagram busca aumentar su espacio en las transmisiónes en vivo.

noticia AFP
Comunicaciones sigue firme en la cima

Comunicaciones le ganó 1-0 a Malacateco, pero de nuevo fue poco claro y ambicioso a la ofensiva; y casi le empatan en cobro de penal…

 

 

 

 


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Dos sismos se han registrado en el país en las últimas horas

otras-noticias

Proveedor cuestionado y su hija compiten por los mismos contratos

otras-noticias

Presentan inconstitucionalidad contra la ley de oenegés

otras-noticias

Publicidad